La Rioja

Birgander intenta el mate ante Araberri. :: justo rodríguez

BALONCESTO / LEB ORO

El Robusta se juega la salvación

  • A falta de ocho partidos, los riojanos visitan (18.00 horas) a un rival enrachado y reforzado con Gerun y Peña

Aún restan ocho jornadas de Leb Oro. Todo un mundo. Pero el Calzados Robusta comienza a ver finales en cada viernes o domingo. La de hoy, ante el filial del Barcelona (18.00 horas) cuenta con unas circunstancias especiales, ya que los culés son uno de los equipos inmersos en la batalla de la permanencia en la que se ha enrolado involuntariamente el Clavijo.

Los de Antonio Pérez no han encontrado el rumbo a lo largo de la campaña. Un pésimo inicio, irregularidad, algunos momentos notables y, de nuevo, inoperancia. En los dos últimos encuentros, los riojanos han caído derrotados ofreciendo, especialmente en el Palacio ante Araberri, una pésima impresión. El objetivo es que la nave vuelva a enderezarse, aunque lo tendrá que hacer en el mar más movido y tormentoso de toda la categoría. El Barcelona Lassa B acumula cinco triunfos consecutivos. Antes, en veinte jornadas, sólo había sumado tres.

Pero la necesidad de un club superlativo exige un filial en Oro. Por eso en el mercado invernal tiraron de chequera para contratar a Volodymir Gerun, que hasta entonces militaba en el Clavijo, y Dagoberto Peña, que destacaba en Coruña. «A veces los salarios no te dan el nivel, pero los del Barça B está por encima de muchos equipos medios de ACB», aseguraba Antonio Pérez en la previa.

Por eso Alfred Julbe ha decidido dejarse de probaturas y apostar por una rotación corta pero eficaz. Ya la obligación no es formar jugadores de futuro, sino salvar la categoría. Y nombres contrastados como el base Víctor Sada, el pívot Jorge Trías, el propio Gerun o Peña se han encargado de ello. «Es un partido importante, exigente, pero también bonito de jugar», añadía el técnico.

El temor del Clavijo está en varias facetas del juego culé: la capacidad reboteadora, la veteranía de Sada y Trías y el acierto de Dagoberto Peña (el dominicano mantiene una media de 23 puntos por encuentro desde que llegó a Barcelona). Por eso, Antonio Pérez reclamó mayor intensidad: «Debemos adaptarnos al nivel defensivo y defender como hombres, no como niños». «Es un equipo muy físico, con la mayor capacidad de rebote ofensiva (Gerun y Trías) y tenemos que estar listos, potentes. Tenemos que hacer las cosas sencillas bien», incidía el técnico de los riojanos.

Durante la semana, en la que el Clavijo ha recuperado a Bryce Pressley tras un esguince de tobillo pero en la que se ha confirmado la baja de Adrián Laso para, al menos, los tres próximos partidos a causa de una hernia discal, el cuerpo técnico ha intentado hacer calar un mensaje a la plantilla. «Está claro que no vamos a jugar los 'play off' de ascenso, así que nuestra mentalidad tiene que ser que los partidos que nos quedan son ese 'play off' y que debemos lograr un balance positivo para ir hacia adelante».

Cosa de seis

La salvación se ha convertido en cosa de seis equipos y el Robusta va a tener que apretar mucho para no caer en el pozo. «Hay que intentar se de los mejores en estos ocho encuentros», deseaba Antonio Pérez. La única opción aceptable es traer una victoria para tomar oxígeno, frenar la progresión de los catalanes y seguir la estela de equipos como Tau Castelló, que el viernes sumó su undécimo triunfo, y abrir hueco respecto a Huesca, que perdió.

«Necesitamos una intensidad alta para afrontar este 'play off' que nos queda», aseguraba Seger Bonifant haciendo suyo el discurso de Antonio Pérez. En ocho partidos se juega el futuro y el margen de tropiezo es mínimo. La salvación del Calzados Robusta comienza a construirse en Barcelona pero también el futuro de un club que sigue queriendo ser de Oro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate