La Rioja

El título más 'fácil' en un mal año

  • El Barça llega a la Copa entre rumores sobre la destitución de Bartzokas

Con un pie fuera el play off de la Euroliga y cuarto en la Liga Endesa, la Copa del Rey que se disputará desde mañana en Vitoria se ha convertido en el objetivo más asequible que tiene esta temporada el Barcelona, que acude al torneo con su peor versión de este siglo. Todo ello después de que ayer mismo los jugadores del Barcelona cerraran filas en torno a su entrenador, Georgios Bartzokas, y desmintieran haber mantenido una reunión para pedir al club la destitución del técnico.

Ya ha ocurrido dos veces en la última década. El peor Barça de Dusko Ivanovic salvó el curso 2006-07 con la conquista de la Copa del Rey, el único título que el técnico montenegrino ganó dirigiendo al conjunto azulgrana. Y el peor Barcelona de Xavi Pascual, también maquilló su peor temporada con la Copa de 2013.

El equipo de Ivanovic arribó a la cita con 14 derrotas en los primeros 32 partidos (un 43,7%), y el de Pascual, con 10 tropiezos en los primeros 31 duelos (un 32,3%). El de Georgios Bartzokas llega aún peor. El conjunto azulgrana está batiendo todos los récords negativos y se presentará en Vitoria tras haber perdido 20 de los 42 partidos oficiales que ha disputado. Nada menos que un 48 por ciento. Lo hará, además, con una plantilla descompensada y mermada por las lesiones, y en la que no paran de entrar y salir piezas, lo menos recomendable para asentar un proyecto nuevo como el del preparador.

El último en llegar ha sido el base estadounidense Xavier Mundford, que cubrirá la baja por lesión de otro jugador que también llegó con la temporada ya empezada, su compatriota Alex Renfroe.

A la baja de Renfroe (rotura del gemelo izquierdo) se le une la del escolta Brad Oleson (esguince en el tobillo derecho), mientras que Justin Doellman se recupera a contrarreloj de una lesión en el sóleo de la pierna derecha para estar sobre el parqué del Buesa Arena. Las lesiones de larga duración de Shane Lawal y Pau Ribas acaban de completar el oscuro panorama del equipo.