La Rioja
Birgander, valiente, intenta la anotación ante Palencia. :: j. herreros
Birgander, valiente, intenta la anotación ante Palencia. :: j. herreros

El Robusta busca el buen camino

  • El Clavijo dice adiós al año con problemas en la clasificación, pero buenas sensaciones tras su triunfo ante el Palencia

  • Los riojanos cierran la primera vuelta ante un Lleida que suma seis triunfos como local

logroño. El año se acaba y el Calzados Robusta confía en que con la última página del calendario 2016 se vayan los problemas que han hecho mella en el equipo desde el inicio de la temporada. Terceros por la cola con cuatro triunfos y doce derrotas, los de Antonio Pérez tienen hoy en Lérida (21.00 horas) la oportunidad de emprender el camino por la buena senda.

El primer paso se dio ante el Quesos Cerrato Palencia, que llegó a Logroño como líder y se marchó con el rabo entre las piernas. Eso y la mejoría evidente en el juego, especialmente, en el aspecto defensivo, son los motivos de alegría para los logroñeses. Pero resulta obligatorio encadenar buenos resultados.

Y la pista del Barris Nord no parece la apropiada. Ante un público numeroso y fiel, los ilerdenses han cosechado seis triunfos y sólo dos derrotas. Un hueso duro de roer y una nueva prueba para la moral del Calzados Robusta, que busca puntos de apoyo para sacar la cabeza de esa incómoda posición y alejarse de la zona candente.

Los riojanos llegan a Lérida con la duda de Andre Norris, que no ha podido entrenar durante dos días a causa de un golpe en la rodilla. El técnico confía en que pueda recuperarse, pero no se sabrá hasta horas antes del encuentro. Mientras, Quique Garrido sigue arrastrando problemas en el gemelo pero mantendrá su puesto de base titular. La buena noticia es la adaptación progresiva de Pressley. «Me sorprende su madurez, conoce los sistemas y nos ha subido el nivel defensivo», resumía el técnico.

En la zona alta

En la cancha, el Robusta se encontrará a un rival que transita por la igualada zona alta de la liga y que destaca por un potente cinco inicial. Según Antonio Pérez, «el 90% de la generación de su juego pasa por su línea exterior, mientras que sus jugadores interiores aprovechan las segundas y las terceras ventajas».

Los hombres a cubrir son el ala-pívot brasileño Demetrio, un reboteador nato, Feliú, un veterano triplista que roza el 50% de acierto desde la línea exterior, y Nevels, que promedia casi 15 puntos por encuentro. «Estos tres jugadores concentran la mitad de los tiros del Lleida, un equipo que juega bien a baloncesto, con ideas modernas», incidía el preparador gallego. Como novedad en Lérida comparecerá el base griego Papantoniu, procedente de Araberri. «Es un jugador que les va a dar carácter y competitividad», analizaba. Junto a ellos aparecen secundarios de lujo como Alfonso Alzamora, que a sus 37 años sigue haciendo daño en ambos aros, o el potente y físico pívot senegalés Mbaye. Sutina y Sevillano ayudan a Feliú desde el exterior y pueden ser recambios en momentos importantes del encuentro.

Para Antonio Pérez, el Calzados Robusta «está creciendo en aspectos defensivos y está más junto». «Espero que volvamos a competir al máximo nivel, como ante Palencia», resumía.

Mientras, el capitán, Alberto Ruiz de Galarreta, coincidía en ese último mes de mejoría. «Tenemos más confianza y debemos trabajar tan bien como en semanas anteriores. Hemos demostrado que no somos tan feos, que podemos ganar a buenos equipos», indicaba.

Para él, una de las claves ha sido la unión del vestuario y, sobre todo, el papel cada vez más importante de los jóvenes y recién llegados. «Se van soltando, les van saliendo las cosas mejor y es importante porque todos necesitamos un período de adaptación, sobre todo en una liga tan dura y competitiva como ésta», concluía.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate