La Rioja

Laura Herrera. ::
Laura Herrera. :: / Sonia Tercero

LIGA FEMENINA

La apuesta segura del Campus Promete

  • Laura Herrera, que a sus 27 años suma nueve campañas en Liga Femenina, se ha convertido en uno de los puntales del equipo

Laura Herrera recaló este verano en Logroño con la vitola de jugadora veterana y de garantías. No fue un período fácil para la pívot canaria. Poco antes, Herrera se caía de la lista de Lucas Mondelo para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, donde España se colgó una brillante medalla de plata.

El golpe anímico no varió el estilo de la jugadora, que siempre ha puesto el esfuerzo y el sacrificio por encima de todo lo demás. Se centró en la nueva temporada y en un nuevo reto: el Campus Promete. A los 27 años, afronta su novena campaña en Liga Femenina con la misma ilusión que al principio. Ha superado los doscientos encuentros y la cifra le sorprende: «Cuando me comentaron que había llegado a esos partidos, no me lo creía». «Me hace sentir súper-veterana, pero sigo manteniendo mi objetivo, que es disfrutar cada día con el baloncesto», analiza.

El inicio de la temporada, además, está siendo muy fructífero para la pívot de Santa Cruz de Tenerife. Es la jugadora mejor valorada de la plantilla, la máxima reboteadora, la segunda mejor asistente y la cuarta en anotación. «A nivel personal, estoy muy contenta y muy adaptada. Es como si llevase mucho tiempo en el equipo», incide. Pese a todo, no está siendo su mejor campaña de cara al aro y sí en valoración general, lo que demuestra un cambio: «Me gusta mucho pensar en el equipo y aportar desde la defensa. En otros equipos igual me pedían más anotación, aquí mi trabajo es otro».

En lo grupal, lo verdaderamente importante, sus sensaciones resultan más contradictorias: «No tuvimos el inicio deseado, pero en los últimos partidos hemos dado un paso adelante y el equipo cada vez está muy conjuntado», añade. «Necesitábamos dar el nivel que nosotras veíamos en los entrenamientos y lo conseguimos con tres victorias, aunque fue una lástima perder por tan poco contra el Gernika, el equipo revelación de la temporada», indica.

El Avenida, un reto

Herrera llegó a Logroño convencida por Andreu Bou, que ya le había tentado en campañas anteriores. «Me conoce muchísimo y sabe cuáles son mis puntos fuertes para sacarles partido», analiza. El diseño del equipo, con una plantilla corta, exige un compromiso total por parte de las jugadoras y eso Herrera también lo valora.

«Vamos todas en la misma dirección, lo que en un equipo profesional resulta complicado. Cada jugadora puede destacar en un partido, no es como otros conjuntos que se basan en una sola estrella. Aquí somos un grupo», resume.

Este domingo, la visita del Perfumerías Avenida, segundo clasificado y que llegará a Logroño después de exhibirse en Euroliga, es otra piedra de toque para las de Andreu Bou. Un reto que afrontarán sin miedo. La pívot canaria explica que el de Salamanca es «el equipo 'top'» pero que también ha sufrido «un bache», como fue la derrota ante Gernika. «Lo bonito de esta liga es que cada vez hay una mayor igualdad y nosotras intentaremos sorprenderlas», indica.

El reto para Herrera, en una campaña en el que el play off se abre a seis equipos, es el máximo: «Quiero lo más alto y estamos trabajando para ello. La meta ideal sería estar entre los seis primeros, pero hay que ir paso a paso y trabajando cada día para lograrlo».