La Rioja

BALONCESTO / LEB ORO

El Clavijo rompe su hechizo con Melilla

Carles Bravo inicia la penetración hacia la canasta melillense :: faro melillla
Carles Bravo inicia la penetración hacia la canasta melillense :: faro melillla
  • El Robusta cae por sexta vez consecutiva en Liga y sigue contando sus partidos por derrotas

Se rompió el hechizo que llevó durante tres años al Clavijo a conseguir el triunfo en sus visitas a Melilla. Ayer, el conjunto riojano sufrió una nueva derrota, la sexta consecutiva de la temporada, en un partido en el que los locales se limitaron a ir haciendo valer su calidad y experiencia para sacar de ritmo al Calzados Robusta. al que le endosaron 90 puntos sin mayores contratiempos. Sexta derrota que se traduce en que el Robusta ha perdido todos los partidos que ha jugado hasta la fecha y es el único conjunto de la categoría que aún no ha categoría el casillero de victorias.

El problema del equipo riojano en defensa se vio ayer agravado por el hecho de que sí funcionó en ataque, llegando a 75 puntos, casi 20 por cuarto. Pero el balance defensivo volvió a ser la cruz, dando opción a que Arteaga se hiciera con el mando bajo los aros y que los que fueron jugadores del Clavijo, Alfredo Ott, Eloy Almazán y Marcos Suka, estos dos últimos saliendo de sendas lesiones, fueran los mejores artilleros locales a lo largo del partido.

Sólo en el primer cuarto el conjunto riojano hizo los deberes, aunque al final del mismo se desfondara y perdiera la concentración. Una defensa en zona bien instrumentada, en el inicio del tercer cuarto, hizo pensar que se podía dar la vuelta al marcador en ese momento, a sólo siete puntos del conjunto local. El cambio en la dirección del juego melillense dio con sus mejores registros para irse definitivamente en el marcador. Demasiadas faltas personales como única arma para frenar a los interiores del Melilla, que reboteaban con excesiva facilidad en el aro visitante, ofertando segundos lanzamientos. Al final, quince puntos de diferencia, 90-75, en un partido al que los de Antonio Pérez nunca se engancharon, y en el que pronto dejaron de dar la sensación de peligro para el segundo triunfo de un Melilla más flojo que el de años anteriores, pero que supo, a base de experiencia, ir sumando y sentenciar a un Calzados Robusta que levanta cabeza.

En el primer cuarto, destacó la puesta en escena de Garrido, Bravo y Gerun bajo los aros. Pero en el tramo final, el Melilla se fue a seis puntos de ventaja, 26-20.

En el segundo cuarto, Almazán, Manzano y Rivero, con dos triples, llevaron la ventaja a los 13 puntos antes del descanso, 49-36, una diferencia que sería decisiva al final del partido.

En el tercer cuarto, acción del Robusta para ponerse a siete puntos (57-50) y reacción local para irse a los dieciocho (72-54), que quedarían rebajados a quince antes del último cuarto (74-59). Y en el último cuarto, empate a casi todo, errores incluidos, que permitieron la cómoda victoria local (90-75) y el final del idilio que mantenía el Clavijo con el pabellón melillense.