La Rioja

La prórroga castiga al Robusta

  • Ostensible mejoría riojana en defensa, pero con errores en ataque que propiciaron el triunfo del Prat

logroño. Decepción, al final del partido, por una derrota que se fraguó en un último cuarto demasiado largo para los riojanos y en una prórroga que vino a castigar demasiado a un equipo que mejoró ostensiblemente su aportación a lo largo del encuentro, pero que vio cómo la seguridad de los hombres claves del Prat, en la manos de Forcada, empataban el partido y luego confirmaban su tercer triunfo en los tres partidos disputados.

El Calzados Robusta se fajó en defensa como no lo había hecho en los dos primeros partidos y sacó rentabilidad en los tres primeros cuartos. En el primero, los errores en ataque quedaron eclipsados por un derroche en la zona propia, no dejando huecos para que los interiores catalanes, los más peligrosos, pudieran hacer su juego. El inicio fue espectacular, con canastas de todos los jugadores riojanos desde distintas posiciones, mientras que el Prat no acababa de encontrar su fórmula para penetrar al aro local.

Garrido dirigía, la rueda en la zona rival finalizaba con anotación y en cinco minutos se llegaba a los doce puntos. Pero ahí se acabó la puntería. El Prat ajustó su defensa y dejó sin espacios el ataque riojano. Al final, 13-8, un balance que destacaba el trabajo defensivo de ambos conjuntos y los errores en la zona contraria. El segundo cuarto fue más igualado en el equilibrio defensa-ataque. Garrido iniciaba su recital de juego y se mantenían las distancias, llegándose al descanso con 33-27, con la actuación estelar de Gerun bajo los dos aros.

En el tercer cuarto, el Robusta presentó una defensa asfixiante por momentos, lo que hizo que el marcador se disparara con acciones espectaculares. Del 44-35 se pasó al 48-37, máxima ventaja local hasta ese momento, llegándose al final con un 50-44 esperanzador.

Pero el último cuarto se hizo muy largo para los riojanos. Los triples de Garrido, Bonifant y Galarreta mantuvieron al equipo, mientras el Prat, con Nikolic y Martí como estiletes, se iban acercando. Un 0-10 de parcial puso las tablas en el 56-56. Igualdad hasta el final. Gerun tuvo el balón del triunfo, pero erró en su entrada. Y en la prórroga, los catalanes supieron matar el partido.