La Rioja

DIVISIÓN HONOR PLATA

Duelo de invictos en Lobete

La plantilla del Sporting celebra un triunfo en Lobete. :: sonia tercero
La plantilla del Sporting celebra un triunfo en Lobete. :: sonia tercero
  • La mejor defensa, la de las riojanas, se mide al mejor ataque, el guipuzcoano a partir de las 18.00 horas

  • El Sporting recibe al Zarautz (18.00 horas) con el liderato en juego

Ha llegado pronto, en la quinta jornada de liga, pero los aficionados al balonmano pueden disfrutar esta tarde (18.00 horas, Lobete) de uno de los mejores encuentros de División de Honor Plata del balonmano femenino nacional. El Sporting La Rioja y el Aiala Zarautz, dos de los candidatos a pelear por el ascenso, se ven las caras con idéntico objetivo y premio: mantener la imbatibilidad y lograr el liderato.

Se trata de dos conjuntos muy diferentes con puntos fuerte opuestos. Así, el Sporting de Luismi Ascorbe es el equipo que menos goles encaja (62 en cuatro encuentros) mientras que el Zarautz es el que más anota (121 goles). «Será un encuentro en que la seriedad es importante», explica el técnico de las logroñesas, que afronta el choque con dos bajas importantes: Masha y Sara Lucas, además de la ausencia de Lidia Novella. «En una plantilla corta, las bajas se notan mucho, pero en las jornadas anteriores también las hemos padecido y el equipo ha ido mejorando y jugando cada vez mejor. Con un equipo mermado, hasta ahora hemos cumplido con creces», incide el entrenador.

El Sporting tratará esta tarde de volver a cerrar su defensa al máximo ante unas guipuzcoanas «que meten mucho ritmo a los partidos y que defienden con mucha profundidad, aprovechando bien los errores de los rivales», analiza. «Nuestro objetivo es robar y salir rápido al contragolpe, además de afinar nuestro repliegue defensivo, porque ellas son capaces de marcar muchos goles en los primeros segundos de la posesión», añade.

Con ese planteamiento, Ascorbe reconoce que sus jugadoras se tendrán que sacrificar para frenar a jugadoras como Ainhoa Granado, que acumula una media de casi siete tantos por encuentro. «Para el espectador seguro que es un choque emocionante. Nosotros tenemos muchas ganas de ver si podemos mejorar nuestra línea ascendente y mantenernos invictos», concluye Ascorbe.