La Rioja

Alberto Martín intenta anotar ante la presencia intimidatoria de Cruz. :: sonia tercero
Alberto Martín intenta anotar ante la presencia intimidatoria de Cruz. :: sonia tercero

LIGA LEB ORO

El Breogán pasa por encima del Robusta

  • El acierto de los lucenses, liderados por Gilling, Arco y Franch desde la línea de triple, impidió al Clavijo entrar en el partido de presentación en Logroño

  • Los riojanos inician la liga dando enormes facilidades defensivas

El Breogán no habrá tenido tiempo para pretemporada ni para afinar el juego de equipo, con una plantilla formada en las dos últimas semanas, pero de calidad anda sobrado. En la categoría, la muñeca se paga a peso de oro y los lucenses aún mantienen prestigio y potencial como para atraer a figuras. Por eso, ensamblar a buenos jugadores no tiene que resultar demasiado complicado.

Gilling, por ejemplo, sumó 18 puntos hasta el descanso, con cinco triples sobre seis intentos. Dos veteranos como Franch y Arco, en la segunda mitad, también se mostraron casi infalibles y auparon a su equipo a lograr su primer y abultado triunfo en la competición.

Pero, por si fuera poco el acierto y la calidad, además los gallegos encontraron demasiadas facilidades defensivas en los riojanos, desconectados desde el inicio. Ya en el primer cuarto no supieron frenar el potencial de tiro de los de Natxo Lezkano y, en el segundo, tras conseguir colocarse a sólo cuatro puntos (36-40) se vieron borrados por el festival lucense. Un parcial de 0-11 llevó el partido al 41-54 en su ecuador. Ni la aparición de Álex Reyes, ante la baja de Bonifant, sirvió para contrarrestar la calidad del Cafés Candelas Breogán.

A partir de ahí, y salvo un ligera reacción en el último cuarto con un parcial de 0-9 liderado por un aguerrido Alberto Ruiz de Galarreta, todo fue cuesta abajo para los de Antonio Pérez. Las ayudas o bien llegaban tarde o bien dejaban siempre a un tirador del Breogán solo y con ventaja. El Cafés Candelas circulaba el balón con fluidez y, aunque el Robusta encontraba también aro rival, las diferencias eran abismales.

Los visitantes tenían seis marchas y un airbag en la zona. Los de Antonio Pérez, sin embargo, se atascaban a tanta velocidad y recibían golpes en la chapa una y otra vez sin poder solucionar las causas.

Mayor personalidad

Fue un partido de personalidad y los gallegos demostraron tener más. No cedieron ni un ápice de intensidad defensiva y lo poco que consiguieron los riojanos fue a base de casta. Especialmente cuando al final del tercer cuarto los de Lezkano mandaban en el luminoso por 55-77. Era el momento de irse del partido definitivamente o sacar el espíritu competitivo. Los veteranos del Calzados Robusta Galarreta y Garrido hicieron lo segundo, pero la guerra estaba ya perdida. Un parcial de 9-0 puso a los logroñeses en el 79-90 con más de cuatro minutos por delante. Pero el Breogán salió del atolladero abusando de una fórmula que no encontró respuesta: las individualidades. De nuevo Arco, Rafa Huertas y Franch llevaron la diferencia a los 22 puntos, la máxima del partido, y dejaron fríos a los espectadores del Palacio.

Al Clavijo le falta mucho camino por recorrer y ayer también sufrió la baja de un hombre llamado a ser importante en ataque, Seger Bonifant, a causa de una artritis post-traumática, pero sobre todo le faltaron capacidad de reacción y mayor intensidad defensiva. No funcionó la defensa individual, pero ésta se mantuvo hasta el final. Tampoco las ayudas, pero no se cambiaron. El castigo, enorme ante uno de los equipos que peleará por el ascenso, sólo puede marcar una línea clara de trabajo a seguir. Porque el Calzados Robusta tiene mucho que mejorar y ésa es la única buena noticia después de lo visto ayer en el Palacio.