La Rioja

SUPERCOPA ENDESA

El Gran Canaria aniquila al Barça

La alegría grancanaria contrasta con la decepción del técnico blaugrana Bartzokas. :: efe
La alegría grancanaria contrasta con la decepción del técnico blaugrana Bartzokas. :: efe
  • Los insulares hacen historia y vencen a unos blaugranas que no se parecieron a los del día anterior

  • Una salida en tromba del Herbalife y la falta de acierto de los de Bartzokas fueron las claves del encuentro

Vitoria. El Herbalife Gran Canaria doblegó al Barcelona Lassa, 79-59, levantó el título de campeón y entró en la historia de la Supercopa. Los isleños fueron justos vencedores de la Supercopa Endesa 2016 y demostraron por qué llegaron a Vitoria como el mejor equipo de la pretemporada, con un equipo más rodado y conjuntado.

Con este título, el Herbalife desbanca al Barcelona y Real Madrid que se habían repartido los trofeos de la Supercopa durante los últimos 7 años. El jugador estadounidense de la escuadra amarilla Kyle Kuric fue elegido el MVP del torneo, gracias a un correcto encuentro en la final y una excelente semifinal ante el Baskonia.

La final arrancó con un Herbalife muy productivo en ataque que superó la débil defensa culé que no tuvo la misma fluidez ofensiva que contra el Real Madrid.

Georgios Bartzokas se vio obligado a detener el encuentro con un tiempo muerto a los cinco minutos, ya que los de Luis Casimiro se colocaron con un 17-6 en el marcador.

A pesar de todo, al equipo catalán le costó anotar y únicamente lo hacía a partir de acciones individuales intermitentes, lo que favoreció al conjunto amarillo, 21-9 (min. 8).

Los blaugranas reaccionaron con un activo Víctor Claver y con un parcial 2-8, apretaron el electrónico tras los primeros diez minutos, 23-17.

Al Barcelona le faltó la agresividad que puso sobre la pista el conjunto insular, lo cual le permitió aguantar por delante en el marcador. Los culés intentaron acercarse en el marcador, pero el Gran Canaria, liderado por el estadounidense Bo McCalebb y el croata Planinic, no se salió de su guión y mantuvo a raya al vigente campeón del torneo hasta el descanso, 50-39.

La segunda mitad se reanudó como la primera, con un Herbalife más activo tanto en defensa como en ataque que consiguió la máxima renta de la final, 60-39, tras un 10-0 de parcial que Bartzokas intentó frenar con varias sustituciones en su quinteto. El ritmo de anotación bajó cuando las defensas se ajustaron, pero el Barcelona, que utilizó el recurso del lanzamiento de tres puntos, no estuvo tan acertado como en la semifinal.

Juan Carlos Navarro, que se convirtió en el máximo asistente de la historia del primer título de la temporada, salió a escena y lideró un parcial 0-5 que metió el miedo en el cuerpo a los amarillos, 62-53 (min. 32). Sin embargo, los de Luis Casimiro volvieron a cerrar la puerta a los catalanes, a los que les entraron las prisas. La escuadra amarilla mantuvo su regularidad y venció al Barça en los cuatro periodos del choque que concluyo con una contundente victoria por 20 puntos.