La Rioja

LIGA FEMENINA

El Promete crece a dos velocidades

Jugadoras del primer equipo, del de LF2 y algunas júnior y el cuerpo técnico durante el entrenamiento de ayer en el Palacio. :: juan marín
Jugadoras del primer equipo, del de LF2 y algunas júnior y el cuerpo técnico durante el entrenamiento de ayer en el Palacio. :: juan marín
  • El equipo comienza la pretemporada con sendos proyectos en Liga Femenina 1 y 2 y con novedades

logroño. El Campus Promete afronta esta temporada su reto más ambicioso. No se trata tanto de resultados y posiciones, que sólo se conocerán al final de la temporada, sino de estructura y fortalecimiento de la entidad. El club se ha convertido en el único de España que contará con sendos equipos en Liga Femenina y Liga Femenina 2, las dos máximas competiciones nacionales. Eso requiere un esfuerzo por parte del Promete y también conlleva novedades. Por ejemplo, la primera plantilla se ha reducido a ocho componentes. «Habrá un grupo más corto de lo habitual, pero con la intención de que haya jugadoras con doble dinámica», explica Andreu Bou, que continúa en el banquillo. «La puerta del primer equipo estará abierta y seguro que hay jugadoras que llegan desde abajo», indica. Así, nombres como los de Claudia Calvelo, Umo Diallo, María España o Ana Fernández han llegado de fuera con esa doble intención.

Los objetivos del equipo, para Bou, son triples: «Primero, el de club, es garantizar un año más la permanencia. El segundo, mejorar los resultados, la solidez y la regularidad. Y, después, el reto es la ambición por intentar estar lo más arriba posible».

La categoría, como en los últimos años, parece cosa de dos: Girona y Perfumerías Avenida. Pero el cambio de formato, con un play off por el título abierto a seis equipos y una Copa de la Reina que también podría ampliarse (la Federación Española aún no lo ha confirmado) aporta nuevos alicientes. «Además de los teóricos 'grandes', hay cuatro plazas más para equipos 'pequeños' que son muy atractivas», resume Bou.

Para la capitana del equipo, la canterana Paula Estebas, la campaña supone «nuevos retos». «Las primeras sensaciones son muy buenas y tenemos confianza en comenzar bien», analiza la riojana. «Hay que consolidar la permanencia lo antes posible y luego, aspirar a todo», añade.

Yurena, primer contratiempo

La pretemporada comenzó oficialmente ayer con la ausencia de la australiana Louella Tomlinson, que llegará a Logroño el domingo. Pero en las primeras tomas de contacto se vivió el primer contratiempo. La base Yurena Díaz, en una jugada aislada, tuvo que parar por un problema de rodilla. Las sensaciones no son buenas, aunque aún hay que esperar a los resultados de las pruebas. «Cuando lo sepamos, el club está preparado para lo que sea. Pero con una plantilla corta, podemos estar más obligado a hacer un movimiento», analiza Bou.