La Rioja

LEB ORO

Ambición para el Clavijo más renovado

El nuevo base, Quique Garrido, y Adrián Laso, bromean durante el primer entrenamiento del verano. :: juan marín
El nuevo base, Quique Garrido, y Adrián Laso, bromean durante el primer entrenamiento del verano. :: juan marín
  • El club, que contará con seis caras nuevas, comenzó ayer un curso de transición

logroño. El Clavijo dio ayer el pistoletazo de salida a la temporada 2016/2017. Sobre el parqué, lo habitual: sudor, primeras buenas sensaciones y caras nuevas. Entre bambalinas, un proyecto muy diferente, marcado por la fragmentación de la cantera, la salida de hombres clave como Borja Arévalo o Alfredo Ott y la falta de un patrocinador principal.

Así, el remozado Clavijo afrontará la temporada con seis fichajes, de los que sólo tres estuvieron ayer en el entrenamiento (los bases Alberto Martín y Quique Garrido y el alero Marko Popadic) pero también con nuevos objetivos e ilusiones. Según el técnico, Antonio Pérez, «hay ambición en la cabeza y motivación para hacer una buena temporada».

El 2 de octubre, el equipo debutará ante el Breogán. Poco más de cuatro semanas para ahormar un grupo claramente dividido entre veteranos y noveles. La peor noticia es que, por ahora, faltan cuatro jugadores: Babatunde Olumuyiwa, Seger Bonifant, Andre Norris y Volodymyr Gerun. «Todo depende de las embajadas. Espero que a finales de la semana ya se incorpore alguno», indicaba Pérez Caínzos. El entrenador no quiere que las ausencias resten dinamismo al grupo. «Vamos a intentar que los nuevos cojan lo antes posible nuestra forma de juego para enganchar al aficionado desde el primer día», incidía.

La oferta, al menos como ideal, es clara. «Propondremos un juego alegre y el baloncesto nos ubicará», explicaba ayer el preparador. Por el momento, considera que su equipo tiene «más variantes que el pasado año». «Entonces apostamos por dos 'cincos' y dos 'cuatros' puros. Pero la lesión de Adrián Laso nos trastocó mucho», recordó. «Hemos apostado por tres jugadores interiores móviles y muy versátiles y con dos americanos que pueden jugar de tres y de cuatro», añadió. «El objetivo es siempre hacer más puntos que el rival, pero también más tiros», sintetizaba.

Clase media

Además del Clavijo, la competición ha vivido numerosos cambios. Tal vez el más obvio es el aumento de competidores a 18, con el descenso de ACB del Gipuzkoa, las novedades de Araberri y Marín Peixegalego, además de la baja de Navarra. «Hay equipos para estar arriba, como Palencia y Melilla», vaticinaba Pérez Caínzos. «Pero la clase media está muy igualada y eso hace la liga muy atractiva. Tenemos que ser ambiciosos, con mucho respeto a todos, pero sin límites», añadía

No tan optimista era el capitán, Alberto Ruiz de Galarreta. «La liga va a ser más atractiva y más igualada porque todos estamos, más o menos, a la par. Será interesante, pero no mejor. Llevamos ya unos años así por la crisis. Antes esta liga era muy fuerte y ahora, no. De cara al espectador habrá más partidos y competitividad, pero la realidad es otra», sintetizaba Ruiz de Galarreta.