ATLETISMO

Zancadas 'Entre Dinosaurios' en Igea

Premiados en la carrera de ayer en Igea. :: s.s.j.
/
Premiados en la carrera de ayer en Igea. :: s.s.j.

Antes de la competición hubo diversas pruebas infantiles en las calles del pueblo que contaron con la participaron de sesenta niños Unos 140 atletas disputaron la quinta edición de la prueba de campo a través que ganó Antonio Jesús Íñigo

SANDA SAINZ

Igea. Ayer domingo se celebró la quinta edición de la carrera campo a través 'Entre Dinosaurios' Villa de Igea. En la prueba de adultos participaron cerca de ciento cuarenta atletas y el vencedor fue Antonio Jesús Íñigo Romera. En las infantiles se inscribieron unos sesenta niños, en diferentes categorías.

Los adultos partieron a las 11.30 horas. Fue una competición campo a través con una distancia de 10.290 metros, en una mañana fría pero con el cielo despejado en la que la mayor dificultad, según comentaban los propios deportistas, estuvo en la presencia de algunas zonas embarradas o con hielo.

En esta categoría ganó Antonio Jesús Íñigo Romera (Soria), que empleó un tiempo de 37,28 minutos para completar la distancia; Daniel Villar Ontiveros (Logroño) entró segundo con 37,45; y tercero fue Iván López de Oñate Ruiz (Rincón de Soto) con 37.49.

La primer mujer fue Rocío Marín Marín (Aldeanueva de Ebro) con 43,32 minutos; segunda llegó Ana María López Díez (de Rincón de Olivedo) con 46,37; y tercera fue Marcelina Hernáiz del Campo (Logroño) con 46,52.

Los trofeos de categoría Sénior (menores de 40 años) se los llevaron Iván López de Oñate y Rocío Marín Marín; en Veteranos A, fueron para Antonio Jesús Íñigo Romera y Ana María López Díez; y en Veteranos B, para José Ángel Asensio Pérez del Notario (Logroño) y Marcelina Hernáiz del Campo. Hubo dos premios (uno masculino y otro femenino) para los primeros igeanos en entrar a la meta que recayeron en los hermanos Jesús y Raquel Herce Ortega.

Antes de esta cita, los más pequeños comenzaron la competición pasadas las diez de la mañana con trayectos aproximados de entre 100 y 1.000 metros por el casco urbano. Todos los participantes tuvieron un obsequio. No hubo cadetes, así que los primeros en salir fueron los infantiles (nacidos en 2003 y 2004) desde la plaza Pedro María Sanz Alonso hasta las inmediaciones del palacio del Marqués de Casa Torre, dos veces. Luego lo hicieron una vez los alevines (2005-2006). A continuación les tocó el turno a los benjamines (2007-2008), prebenjamines (2009-2010) y aspirantes (2011-2016), en estos tres casos recorrieron diferentes tramos por la calle Mayor.

Después hubo chocolate con bizcochos para todos y, mientras corrían los mayores, un taller infantil de caretas de dinosaurio.

Una vez finalizada la carrera, la organización (Ayuntamiento de Igea y la asociación Igea Runners con varios voluntarios) repartió refrescos y agua, fruta y bocadillos entre los participantes que se llevaron además una bolsa de obsequios de las diferentes empresas patrocinadoras. También se repartieron entradas de manera gratuita para poder visitar el Centro de Interpretación Paleontológica de La Rioja, situado junto al Ayuntamiento de la localidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos