XXXII CARRERA DEL PAVO

El último fue el primero en Haro

Pavo. Ginés Torres posa con el premio de la prueba./Diego Marín A.
Pavo. Ginés Torres posa con el premio de la prueba. / Diego Marín A.

Roberto Domínguez fue el más rápido en llegar a la meta, seguido de Ignacio González y Raúl Pérez, aunque el pavo fue para Ginés Torres

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Haro

Mateo, en la parábola de los obreros de la viña, expone que «los últimos serán primeros». Ningún ejemplo mejor para Nochebuena como el sucedido en la XXXII Carrera de Navidad 'El Pavo' organizada en la tarde del pasado domingo por la Agrupación Deportiva Haro. El manjar que tradicionalmente se sortea entre todos los participantes tenía dueño, el dorsal número 51, pero no aparecía. Tras unos segundos de intriga, apareció Ginés Torres, jarrero de 52 años, entrando a meta.

Torres fue el último clasificado, si bien es cierto que por el camino se retiraron varios participantes, y en la meta ya le esperaba el pavo como premio. Entrada triunfal. Antes fue el joven Roberto Domínguez Martínez, también jarrero (de 24 años), quien fue el primero en completar las cinco vueltas al nuevo recorrido callejero de 2.000 metros, acabándolo en 7.30 minutos.

Roberto preparó a conciencia el circuito, ayudado de Juan Francisco Mozo como preparador físico. Segundo fue Ignacio González y tercero, el jovencísimo Raúl Pérez Cortés, que con 10 años se le hizo corta la vuelta de 400 metros que se cumplía en su categoría alevín y completó el recorrido de los adultos hasta alcanzar el podio. Su hermana Alba, cadete de 14 años, también fue primera en su categoría. Y también participó la madre de ambos, Nerea Cortés, la primera mujer de categoría Sénior.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos