Un Mundial para despedir a Bolt

Usain Bolt, ayer, en rueda de prensa. :: efe

La leyenda jamaicana pondrá fin a su gran carrera en un evento que comienza hoy

AFP LONDRES.

El Mundial de Londres-2017 solo tiene un nombre: Usain Bolt. La leyenda jamaicana de la velocidad pone fin a su inimitable carrera en el evento que se disputa en la capital británica desde el viernes hasta el domingo 13 de agosto. El atleta de 30 años, ganador de ocho títulos olímpicos y once mundiales, en el reducido círculo de los mejores deportistas de todos los tiempos, junto a nombres como Muhammad Ali, Michael Jordan, Roger Federer, Pelé o Diego Maradona, llega a Londres con la intención de despedirse con dos nuevas coronas, las de 100 metros y el relevo 4x100, en las que se ha inscrito en Londres, renunciando por primera vez al triplete y no participar en 200 metros.

Bolt empieza su participación el viernes con la primera ronda de 100 metros, en espera de las semifinales y la final del sábado. Pero el jamaicano no las tiene todas consigo esta vez. Solo ha competido tres veces en 100 metros esta temporada (Kingston, Ostrava y Mónaco), no habiendo bajado de 10 segundos en las dos primeras, aunque recuperándose en la tercera en el Principado (9.95). Bolt es plusmarquista mundial de los 100 metros (9.58) y los 200 metros (19.19), en ambos casos desde sus victorias en el Mundial de Berlín 2009. El jamaicano quiere seguir agrandando su leyenda en el Mundial de Londres-2017.

La despedida de Bolt eclipsa al resto de los atletas en este Mundial, aunque hay otro hombre que está llamado hacer un poco de sombra a Bolt en cuanto a atracción mediática: el sudafricano Wayde Van Niekerk, que buscará el doblete en 200 y 400 metros. El sudafricano de 25 años fue ya una de las estrellas de los Juegos de Río 2016 cuando batió el récord mundial de 400 metros (43.03), que poseía e estadounidense Michael Johnson desde el Mundial de Sevilla 1999. Sueña además con tomar el testigo de Bolt y convertirse en la nueva estrella de la velocidad, habiendo hecho incluso sus prácticas nada desdeñables en 100 metros, donde ha logrado una marca de 9.94.

El sudafricano Wayde Van Niekerk buscará el doblete en los 200 y los 400 metrosRusia no podrá participar en el Mundial debido a su pasado manchado por el dopaje

En el tercer escalón de nombres propios, aparece el británico de origen somalí Mo Farah, que corre en casa y que a sus 34 años quiere seguir dominando las carreras de fondo en su retirada de un campeonato mundial en pista. Farah buscará un nuevo doblete de 5.000 y 10.000 metros. Desde el Mundial de Daegu 2011 se ha convertido en el rey de las carreras largas.

Los atletas de Kenia y Etiopía tratarán de hacer sombra a Farah en esas pruebas de larga distancia en hombres y mujeres.

Aunque Kenia acude sin su estrella de 800 metros, David Rudisha, lesionado, y Etiopía sin Kenenisa Bekele, que no se sentía en forma para optar al oro del maratón.

Igual que en Río 2016, Rusia no podrá estar presente, debido a su pasado con el dopaje, aunque 19 atletas de este país podrán competir como participantes neutrales al demostrar que no han tenido relación con sustancias prohibidas.

En un país de tradición atlética como Gran Bretaña, será sin duda el mejor Mundial de la historia, cuando ya se han vendido más de 660.000 entradas, superando ampliamente el récord de asistencia que tenía hasta ahora Berlín-2009 con 417.156 boletos.

Fotos

Vídeos