ATLETISMO

Mechaal salva al medio fondo

El hispano-marroquí se clasifica para la final del 1.500 en un final arrollador

MIGUEL OLMEDA

madrid. Adel Mechaal estará mañana en la final del 1.500, distancia históricamente fetiche para el atletismo español, y eso que en ningún momento lo tuvo fácil. Con la séptima mejor marca de su serie, el atleta entrenado por Antonio Serrano necesitaba una carrera rápida para, en caso de no clasificarse entre los cinco primeros, hacerlo con uno de los dos mejores tiempos. Pero los keniatas, llamados a liderar la prueba desde el inicio, decidieron dejarle a otro la responsabilidad de tirar del carro, a sabiendas de que en el último sprint son invencibles.

El testigo lo recogió desde un primer momento, valiente, Adel Mechaal. El hispano-marroquí dudó durante buena parte de la carrera si romperla o esperar su momento al final, y fue a falta de 800 metros cuando atacó definitivamente. Obtuvo respuesta por parte de Manangoi e Iguider, que en el paso por la campana le dejaron atrás, inmerso en el grupo y trastabillado en la marea de piernas. Parecía entonces que la final se esfumaba, pero Mechaal sacó el orgullo para mantenerse en la pugna por la quinta plaza con el propio Iguider en la última recta. Allí sencillamente lo arrolló.

España volverá a tener representación en una final de 1.500 tras las ausencias en Moscú 2013 y Pekín 2015, aunque estar en las medallas como en los noventa lo hicieron Fermín Cacho y Reyes Estévez parece una utopía.

«El objetivo era estar en la final. Ahora sueño con cualquier cosa para mañana», dijo Mechaal

«El objetivo al venir aquí era poder estar en la final, que es algo muy complicado. Ahora sueño con cualquier cosa. El domingo a darlo todo. Llegó bien, al 100%, sin molestias, así que la posición en la que quede será la posición en la que debo estar en este Mundial», se ilusionó.

No podrá pelear por ellas Sabina Asenjo en el disco, tras caer eliminada con un lanzamiento de 57 metros exactos en su primer intento. En los dos restantes, buscando superar los 61 metros, realizó sendos nulos.

En el ecuador del decatlón, los españoles Jorge Ureña y Pau Tonnesen son noveno con 4.223 puntos y vigésimo primero con 4.036, respectivamente, aunque lejos de los grandes favoritos. Ambos dieron el do de pecho en la altura, donde empataron en la segunda posición saltando 2.08 metros. Menos afortunada fue su participación en el 100, el 400, la longitud y el peso, donde no fueron capaces de colocarse entre los diez primeros.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos