Ferrer encara la Transvulcania con el reto de mejorar su papel en el 2016

C.A.M.

logroño. Miguel Ferrer afrontará esta noche una nueva participación en la Transvulcania, una de las ultramaratones de montaña más importantes del mundo. La carrera, que tiene como escenario la isla de La Palma, recorre 74 kilómetros por la isla y sus estribaciones montañosas. La salida se dará a las 6.00 horas y serán 8 horas después cuando el riojano cruzará la meta. Miguel estará acompañado por su hermano Diego.

Ferrer, que ya fue el vigésimo cuarto en la edición del 2016, aspira a mejorar la clasificación de ese año sabiendo que se trata de una prueba de Copa del Mundo, pero también asegura: «Yo me encuentro muy bien». El menor de los hermanos Ferrer ha superado la lesión que le mantuvo fuera de la competición durante varios meses. Retornó para correr la Ultratrail Rioja Wine, donde subió al podio y confirmó su buen momento. «Yo me veo bien», señalaba ayer, «y por ello, voy a salir lo más adelante posible, pero hay que saber que en 74 kilómetros todo es posible, cualquier cosa puede suceder».

El fondista también asume que en una carrera de este tipo «no todo es la condición física, la cabeza también es muy importante» y al menos, él ya cuenta con la experiencia de haber corrido la prueba y «saber a lo que me enfrento», reconocía, «pero es que en una carrera tan larga si te saltas un avituallamiento y no comes o no bebes lo suficiente, al final lo pagas e igual te tienes que ir para casa». Por eso, su objetivo es «salir centrado, adelante y llegar hasta donde se pueda, sabiendo que parto con muchas ganas y sin que me duela ya nada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos