MUNDIAL

Farah inicia su camino hacia la gloria

Farah celebra su triunfo en el 10.000 en Londres . :: efe

El británico se proclama campeón del mundo de 10.000 metros por tercera vez

ALBERTO POZAS MADRID.

Ni Uganda, ni Kenia ni Etiopía: la zancada de Mohammed Farah. El británico se proclamó campeón mundial de 10.000 metros por tercera vez haciendo frente al ejército africano que, en una alianza sin precedentes, puso toda la carne en el asador para evitar lo inevitable: que Mo Farah les arrancase las pegatinas en la última vuelta para hacerse con el oro, besar el suelo, pasarse los brazos por encima de la cabeza y comenzar el camino hacia el doblete con su característico 'Mobot'.

Una final de 10.000 metros rapidísima: ganó Farah con 26:48.51 minutos con siete atletas bajando de la estratosférica barrera de los 27 minutos. Una carrera casi artística con tintes bélicos en la que ugandeses, keniatas y etíopes intentaron ponerse de acuerdo para, sin éxito, desgastar al mejor fondista de la última década.

Lo intentó el ugandés Cheptegei, lo intentó el keniata Kamworor y lo intentó finalmente el etíope Hadis pero nadie consiguió despegar a Mohammed Farah, que visiblemente crecido y nervioso pedía el apoyo del público cuando todavía no habían cruzado la mitad de la prueba.

En la última vuelta, tropezón incluido, Farah desplegó la zancada que ya le ha dado cuatro títulos de campeón olímpico y seis de campeón mundial para hacerse con un nuevo oro en la cita en la que se despide de la pista para entregarse en los brazos del asfalto. Por detrás, Cheptegei y el keniata Tanui sólo pudieron mirar cómo el británico regalaba una victoria al Reino Unido. En una semana, la final de 5.000 metros para un nuevo show.

Avanza el mundial y se va calentando la futura final de los 100 metros lisos. Usain Bolt ganó su serie clasificatoria sin grandes alardes, con unos discretos 10.07 segundos y una de sus carreras más clásicas: una mala salida con un mal primer apoyo que a punto estuvo de enviarle al suelo y una aceleración única para terminar primero y vigilando a sus compañeros con la mirada.

Bolt intenta en este campeonato proclamarse campeón mundial por última vez antes de colgar los clavos como mejor velocista de la historia, pero las primeras rondas han demostrado que no lo tendrá nada fácil.

Más

Fotos

Vídeos