La despedida de Bolt deja al atletismo con miedo al vacío

Bolt, en Londres. :: reuters
Bolt, en Londres. :: reuters

PABLO SAN ROMÁN

madrid. El atletismo ha vivido una luna de miel de diez años con Usain Bolt. El vacío que dejará el jamaicano tras su retirada en el recién concluido Mundial de Londres-2017 hace temer la llegada de un período sombrío.

No se perfila en el horizonte un sucesor con su carisma dentro y fuera de las pistas. Su dominio absoluto dentro del tartán, sus shows antes y después de las carreras y su personalidad imantaban a público y medios. «Lo que vamos a extrañar es su personalidad», afirma el presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), Sebastian Coe.

Desde que el jamaicano empezó ganando dos platas en el Mundial de Osaka-2007, para un año después empezar su dominio absoluto de la velocidad con su triplete de oros en los Juegos de Pekín-2008, el atletismo se aprovechó de un personaje atractivo y mediático. Lo más deprimente es que no se ve a nadie en el horizonte capaz de tomar el testigo.

El mundo del atletismo y el propio Bolt confiaban en el sudafricano Wayde Van Niekerk, que apareció como un vendaval el año pasado en los Juegos de Rio-2016 haciendo añicos el récord del mundo de 400 metros. Pero el sudafricano carece del carisma de Bolt. Van Niekerk llegaba a Londres-2017 con la intención de hacer el doblete de 200 y 400 y vio cómo el público, ante su falta de magnetismo, le dio la espalda. Los aficionados se entregaron a su rival en 200 y 400 metros, el botsuano Isaac Makwala, al que la IAAF no dejó correr en un principio.

En los 100 metros, la prueba que había sido propiedad de Bolt, se vio el triunfo del veterano estadounidense Justin Gatlin, de 35 años, que además arrastra un pasado de dopaje, tras cumplir una sanción de cuatro años. La plata fue para el también estadounidense Christian Coleman, de apenas 21 años, que tiene además la mejor marca de la temporada (9.82). Su juventud es una baza pero es tímido. Y la sombra de Bolt es demasiado alargada.

Fotos

Vídeos