ATLETISMO

«Si en el Casco Antiguo la carrera no está ya rota, será difícil que se rompa»

Miguel Ferrer. /Miguel Herreros
Miguel Ferrer. / Miguel Herreros

El vigente campeón cree que Kike Fernández y Nacho Hernando serán sus principales adversarios el domingo Miguel Ferrer Último ganador del Maratón Ciudad de Logroño

César Álvarez
CÉSAR ÁLVAREZLogroño

Miguel Ferrer ha preparado a conciencia su próxima cita atlética. El domingo aspira a reeditar el triunfo que consiguiera el año pasado en el Maratón Ciudad de Logroño. Pese a que una lesión de espalda le ha tenido este año mes y medio inactivo, el riojano no oculta que llega a 'su' carrera «mejor que nunca y con muchísima confianza».

- Eso quiere decir que va a ganar de calle...

- No, no, no. Eso quiere decir que voy a salir a ganar, pero hay atletas que sé que me lo van a poner muy difícil.

«Llego mejor que nunca y con muchísima confianza. Pero hay atletas que me lo van a poner muy difícil» MIGUEL FERRER

- ¿Por ejemplo?

- Yo creo que Kike Fernández es uno de los que va a estar ahí delante conmigo. Le conozco y sé que si viene a Logroño es a intentar ganar. Y otro que yo creo que estará en los puestos de delante es Nacho Hernando. Este riojano debuta en la distancia. Vive y entrena en Estados Unidos y seguro que llega muy bien preparado.

- ¿Qué idea tiene de la carrera? ¿Será rápida?

- El objetivo, porque lo hemos hablado los tres (somos amigos) es pasar la media maratón en 1h13 y tratar de correr la segunda parte de la carrera todo lo que podamos. Yo creo que el tiempo final de la prueba estará en torno a los 2h26-2h28 que es un tiempo que no está nada mal.

- ¿Dónde sitúa usted la clave de la victoria?

- Yo creo que el maratón se decide a partir del kilómetro 25. Hasta ahí se trata de guardar y, a partir de ahí, ya cada uno hace lo que puede. Entre el kilómetro 25 y el 30 o lo que es lo mismo entre Pradoviejo y la zona de la Universidad es donde yo creo que va a quedar decidida la carrera porque es donde se puede romper la prueba. El que vaya mal, ahí en la segunda vuelta, lo va a pasar muy mal. Y si cuando se llegue al kilómetro 37, que es en la entrada del Casco Antiguo, la carrera no está rota, será difícil que se rompa. En ese caso, la prueba se decidirá al sprint como ya ocurrió hace unos años (en la edición del año 2015) cuando nos jugamos el triunfo Camilo y yo, pero creo que será difícil que esto vuelva a ocurrir.

- ¿Y la clave para su propia actuación?

-Mi intención es llegar bien a Pradoviejo y no permitir que nadie se pueda relajar en esos kilómetros difíciles. Si vas con fuerza, no debes permitir que tus rivales recuperen pulsaciones en esos kilómetros porque luego puede resultar letal.

- En una carrera como el maratón, la experiencia es muy importante porque es una prueba que se corre tanto con la cabeza como con las piernas. Usted ya tiene un importante bagaje detrás.

- Esta será mi décima maratón en poco más de tres años y medio. He corrido tres veces en Barcelona, que es donde debuté en febrero de 2014, y también en Castellón, Sevilla, Nueva York y otras tres -ésta será la cuarta- en Logroño. Y espero no desgastarme demasiado porque la próxima sólo está un mes después.

- ¿Va a correr usted otra maratón un mes después de finalizar la de Logroño?

- Sí, la idea es correr en noviembre en Valencia.

- ¿Le va a dar tiempo a recuperar?

- Ya lo hice también en otras ocasiones, de hecho, el año pasado mismo corrí en Logroño en septiembre y en noviembre me fui a Nueva York a correr, por lo que sólo tuve un mes y tres semanas para recuperar. En esta ocasión va a ser un poco menos, un mes y una semana. No obstante, si veo que no recupero bien, pues hablaría con la organización que es la que me ha invitado, y les diría que no puedo acudir, pero mi objetivo es estar allí.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos