BEHOBIA - SAN SEBASTIÁN

Camilo sube a su podio más prestigioso

Camilo Santiago celebra su segunda plaza en San Sebastián, al curzar la línea de meta. :: efe
/
Camilo Santiago celebra su segunda plaza en San Sebastián, al curzar la línea de meta. :: efe

El 'mejor atleta del mes de octubre' logra el segundo puesto en la Behobia, sólo superado por Carles Castillejo

CÉSAR ÁLVAREZ LOGROÑO.

Camilo Santiago consiguió ayer en San Sebastián subirse al podio que más prestigio le da en toda su carrera deportiva. Aunque la Behobia-San Sebastián no otorga títulos y ni siquiera su marca es válida para abrir puertas en grandes competiciones (no se trata de una distancia homologada), llegar al boulevard donostiarra en puestos de honor supone alcanzar un reconocimiento que pocas carreras conceden en España. Por eso, el segundo puesto conseguido por Camilo Santiago tiene un valor sobresaliente.

El fondista del Añares demostró, nuevamente, que las distancias que le separan de la élite nacional se han reducido casi totalmente. Los pronósticos se olvidaban en muchos casos de él, pero sólo Carles Castillejo pudo superar al fondista afincado en Albelda. El barcelonés era el favorito y cumplió, y los Leiva, Arróspide, Iglesias, etc aparecían por delante de Santiago, pero en la clasificación hay que buscarles por detrás, como a lo largo de toda la carrera.

El exigente alto de Gaintxurizketa, en el kilómetro 7, fue el momento elegido por Castillejo para tratar de reducir las unidades del grupo -hasta entonces compuesto por cinco fondistas-, pero tanto lo aligeró que sólo se quedaron el barcelonés y Camilo Santiago. El catalán buscaba su tercera Behobia; el albeldense de adopción, dar el aldabonazo definitivo en San Sebastián tras su cuarto puesto del año pasado.

El fondista afincado en Albelda y Castillejo fueron juntos hasta el kilómetro 15 de carrera

Durante casi ocho kilómetros los dos atletas corrieron mano a mano al frente de la prueba. Castillejo asumía más responsabilidades, pero Camino no se escondía e incluso le ofrecía relevos al barcelonés. Tanto es así que llegó a dudar. «No es habitual que te den relevos, pero me los ha dado, cosa que es de agradecer, y eso me ha hecho dudar a pesar de que yo iba muy bien», declaraba el exmaratoniano olímpico.

Castillejo no pudo dejar a Camilo hasta el Alto de Miracruz, pero fue en su descenso cuando el barcelonés encaró ya las calles de San Sebastián en solitario celebrando su tercer triunfo (1h.00.37), mientras Camilo se presentaba en meta menos de un minuto después (1h.01.28) y con comodidad sobre el tercer clasificado, el guipuzcoano Iraitz Arróspide (1h.02.36).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos