Una caída relega a Miguel Ferrer en la Transvulcania

C. ÁLVAREZ LOGROÑO.

Miguel Ferrer no pudo cumplir su objetivo de mejorar en la ultramaratón de la Transvulcania el 24º puesto conseguido hace dos años. El fondista riojano concluyó en el puesto cuadrágesimo de la general, sobreponiéndose a una caída que mermó sus opciones.

Ferrer, como había anunciado, comenzó fuerte la carrera. Tanto es así que durante los primeros kilómetros ocupó la tercera posición de la prueba y aunque 9 kilómetros después había bajado hasta el sexto puesto, el riojano no perdía la cara a la carrera y era el mejor español. A partir de ahí, el campeón autonómico de cross cedió algunas posiciones más (en el kilómetro 24 pasó en 11ª posición y en el 27 ya era 14º), pero encontró su situación en carrera y en ese puesto llegó hasta el pico de la Cruz, en el kilómetro 48 de la prueba.

Inició entonces el ascenso hasta el punto más alto de la prueba, el Roque de los Muchachos situado a 2.420 metros de altitud (la prueba partía prácticamente desde cota 0). Pero Ferrer sufrió una caída antes de coronar que inicialmente le hizo pensar en el abandono, pero tras recuperarse parado durante 30 minutos en el avituallamiento de la cumbre decidió continuar aunque mermado (una zapatilla rota y el cuerpo dolorido). El riojano recuperó muchos de los puestos que había perdido en su parada, y llegó a El Time en el puesto 46.

Ferrer se movió entre los mejores, pero tras su percance pasó 30 minutos recuperándose

Finalmente, Miguel Ferrer cruzó la meta en la posición 40, después de recorrer los 74,33 kilómetros en 9h06.07 y de superar climatológicas adversas y cambiantes (salieron con una temperatura de menos de 10 grados, luego encontraron viento, lluvia y cuando cruzaron la meta el termómetro superaba los 25 grados). De hecho, Diego Ferrer se vio obligado a abandonar con síntomas de hipotermia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos