MÁS DE 7.200 ATLETAS DESAFIARON A LA LLUVIA PARA DESPEDIR EL AÑO

El podio de la prueba larga, con los mejores hombres y las primeras mujeres. :: miguel Herreros/
El podio de la prueba larga, con los mejores hombres y las primeras mujeres. :: miguel Herreros

David Martínez y Marta Castroviejo se impusieron en la prueba reina de la San Silvestre logroñesa

CÉSAR ÁLVAREZ

La carrera de San Silvestre ha adquirido tal arraigo en Logroño que ni siquiera la desagradable -y a ratos intensa- lluvia con la que tuvieron que convivir los deportistas pudieron arruinar la fiesta lúdico-deportiva con la que la capital riojana cierra el año. Si la campaña publicitaria de Logroño Deporte -organizador de la cita- hablaba de 'Héroes' anteayer, los hubo en gran número en Logroño. No sólo entre los que vistieron de corto para recorrer el asfalto sino también los que impasibles, aguantaron a ambos lados del circuito, para animar y, en esa ocasión, no poder aplaudir porque tenían una mano ocupada con el paraguas.

Las cifras oficiales hablan de 7.202 inscritos en la prueba por los 7.014 del año 2016, lo que quiere decir que se estableció un nuevo récord de participación en una prueba (o mejor, jornada) de crecimiento exponencial y a la que no se le adivina todavía su techo.

El programa comenzó con la mini San Silvestre. El ayuntamiento de Logroño señaló que fueron 1.408 los jóvenes deportistas que se inscribieron en esta carrera. Sus ansias por comenzar a correr fueron tales que mientras llegaba el pistoletazo de salida, el 'speaker' invitó a los participantes a gritar un 'Feliz 2018?. Sin embargo, contó 'tres' para lanzar el grito, lo que fue interpretado por los jóvenes atletas como el momento de la salida y todos comenzaron a correr, haciendo imposible que volvieran atrás para tomar la verdadera salida.

En la prueba popular convivieron atletas con deportistas llegados de otras disciplinas

En cualquier caso, los pequeños gozaron de sus 1.000 metros bajo la lluvia y el reconfortante abrazo de sus familiares. Además, muchos de ellos tuvieron la oportunidad de correr con sus 'mayores' que aprovecharon la prueba de los más pequeños como un calentamiento a lo que habría de venir después: la carrera popular de algo menos de 4 kilómetros o la larga y competitiva de alrededor de 9.000 metros.

La prueba popular contó con una participación de 4.093 inscritos (según cifras del Ayuntamiento de Logroño) entre los que se podía encontrar a deportistas de toda edad, sexo y condición.

La inmensa mayoría de ellos tomaron parte en la prueba -no competitiva- disfrazados, no en vano, el único premio que se puso en juego en esa carrera fue a los mejores disfraces.

No obstante, casi todos trataron de ofrecer su mejor rendimiento. Muchos de los participantes anteayer en la San Silvestre logroñesa eran deportistas llegados de otras disciplinas ajenas al atletismo, pero que comparten con éste, el gen de la competitividad. Pese a ello, entre los 'populares' se pudo ver, entre otros, a dos representantes de los primeros tiempos de la San Silvestre como fueron los fondistas Javier San Martín y Mario Arana, pero también a una nutrida y animada representación del Club Natación Las Norias, a judokas que corrieron con el judogui puesto, jugadores de baloncesto, jóvenes árbitros de fútbol, exfutbolistas profesionales (incluso con presencia del subcampeón de la Champions, Gerardo García León) ... Todos ellos quisieron convertirse en atletas por un día y disfrutar de la fiesta de San Silvestre.

Bonito espectáculo

La carrera que cerró el programa fue la prueba 'reina': cerca de 9.000 metros, algunos de los mejores fondistas riojanos en la línea de salida y 1.701 inscritos en total. El pistoletazo de salida lo dio la alcaldesa de la ciudad -Cuca Gamarra- que tras dar inicio a la carrera, devolvió el arma al juez y se sumó al pelotón donde le 'escoltaban' otros miembros de su corporación como Pilar Montes, Ruiz-Tutor, Javier Merino, Miguel Sáinz e incluso Emilio del Río y el alcalde de Lardero, Juan Antonio Elguea. Pero a pesar de que ocuparan la primera línea de salida, el protagonismo no fue para ellos.

El actor principal de la carrera fue David Martínez. El najerino -afincado en Soria por razones laborales- es uno de los principales atletas riojanos de los últimos tiempos. Sin embargo, el hecho de que buena parte de sus éxitos los haya alcanzado lejos de La Rioja e incluso en algún club de fuera (consiguió subir al podio del Nacional de cross con la S.G. Pontevedra) hacen que no sea muy conocido por el público riojano. Ayer el aficionado logroñés pudo disfrutar del elegante estilo del najerino que, sin estridencias, se adjudicó la prueba con total comodidad.

Ya en el primer paso por meta, David Martínez aventajaba en unos segundos a un grupo en el que figuraban Miguel Ferrer, Nacho Hernando y Alberto Moral.

En el segundo y definitivo, el najerino mantuvo su ventaja mientras que detrás, los dos atletas del Ferrer Sport habían dejado la compañía de Moral. En meta, Ferrer le cedió el segundo puesto a Nacho Hernando.

En féminas, Marta Castroviejo también obtuvo una ventaja incontestable cimentada ya en los primero metros de carrera. Esther Rodríguez y Susana Arrúa, le acompañaron en el podio como segunda y tercera, respectivamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos