El vivo retrato de la ciudad de Logroño

Una exposición de fotografías recoge lugares e imágenes de la vida familiar de los logroñeses a lo largo de las décadas

PILAR HIDALGO LOGROÑO.

Son imágenes de bodas y bautizos, de la construcción de edificios, de tabernas de barrio o de acontecimientos como una visita de la realeza. La sala de exposiciones del Ayuntamiento de Logroño exhibe hasta el próximo 28 de enero la muestra fotográfica 'El rostro de una ciudad' (Archivos Jalón-Ángel y Payá 1935-2000), que produce la Casa de la Imagen.

La exposición, que ayer inauguró la alcaldesa Cuca Gamarra, nace de dos archivos que suman más de un millón de negativos y que repasan la vida familiar de los logroñeses a lo largo de décadas y la transformación reciente de la capital de La Rioja. Los negativos proceden de los archivos Jalón-Ángel y Payá.

El fotógrafo Jesús Esteban Blasco (Zaragoza 1912-Logroño 1974) encabezó la firma comercial Jalón-Ángel, que continuaron sus hijos Rosa y Carlos. Un tercer vástago, Jesús, fundó Foto Payá, una de las empresas fotográficas más importantes del norte de España. Esta familia de fotógrafos sigue en activo con el relevo de Adriana y Carmen, nietas del precursor de la saga de retratistas.

Jesús R. Rocandio Comisario de la exposición

«Esta exposición invita a sumergirnos en el pasado de Logroño y sus gentes y además nos explica el significado de lo que era ser fotógrafo como testigo de los momentos claves de nuestras vidas», afirmó la regidora.

Estudio social

Y es que, según destacó el comisario de la muestra, Jesús Rodríguez Rocandio, 'El rostro de una ciudad' constituye una suerte de «tesis social». «Cuando se mezclan muchos retratos de diferentes épocas y se observan en conjunto, aparece la tesis; el sentir de esas personas que en equipo definen una ciudad, sentando las bases de lo que somos», señaló.

La muestra reúne 250 imágenes, en diferentes formatos y soportes, que aúnan la nostalgia con el estudio social. Hay retratos de rostros, de espacios y lugares que juntos radiografían la evolución de Logroño y de los logroñeses a lo largo de las décadas. Así, el espectador que visite esta exposición se reencontrará con tiempos pasados, reconociendo lugares por los que ahora transita y verá cómo su fisonomía ha cambiado. Mientras, en otras imágenes se topará con gentes, familiares o incluso analizará un testigo de la vida, como es la moda.

A la vez desvela el misterio del fotógrafo que obraba como maestro de ceremonias y testigo de los momentos claves de nuestras vidas, y para ello sumerge al espectador en el estudio. Una de las piezas claves de la muestra resulta el acceso a la misma, en la que el espectador se verá sorprendido por cientos de rostros, que no son sino el rostro de la ciudad.

Este trabajo está ligado a la serie de exposiciones y la colección de libros titulada 'Fotógrafos de Logroño', que ha promovido el Ayuntamiento de la capital riojana con los reportajes de Teo Martínez, Alberto Muro, Esteban Chapresto, Víctor Lorza y el archivo de los Garay. Rocandio indicó que se ha conformado un catálogo de la muestra, que hace el octavo volumen de la serie, y que se han reeditado los siete anteriores, con lo que se repasa la historia de la ciudad desde el último tercio del siglo XIX hasta los albores del XXI.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos