«El vino, cuanto menos, mejor y siempre acompañado de una buena tapa»

«El vino, cuanto menos, mejor y siempre acompañado de una buena tapa»

La autora de 'Adelgaza para siempre' completa su método con un recetario que hoy presenta en la librería Santos Ochoa Ángela Quintas Coaching nutricional

ESTÍBALIZ ESPINOSA LOGROÑO.

Primero nos propuso 'Adelgaza para siempre' y ahora nos proporciona noventa recetas fáciles y deliciosas para conseguirlo. Ángela Quintas presenta hoy en Logroño este recetario, en el Espacio Santos Ochoa (Calvo Sotelo, 19) a partir de las 19.30 horas.

-Para usted la clave de una buena dieta pasa por mezclar bien los alimentos, por combinar adecuadamente hidratos de carbono y proteínas.

-Sí, la idea es mantener nuestros niveles de glucosa en sangre lo más estables posible, sin hacer grandes picos. Cuando introduzco mucho hidrato de carbono en mi torrente sanguíneo de golpe, por ejemplo con un zumo de naranjas, el páncreas tiene que secretar insulina para normalizar esos niveles de glucosa en sangre y ocurren tres cosas: una parte se almacena en el hígado para luego destinarlo a los órganos importantes, otra parte va al músculo y, si aún así sigo teniendo gran cantidad de hidratos de carbono estos pueden convertirse en grasa mediante una reacción llamada lipogénesis. Pero si combinamos ese zumo con una proteína logramos que esta reacción no se active con tanta facilidad. Y eso hacen los orientales, casi todos delgados, que toman el arroz con pescado y los noodles con pollo o carne, lo mezclan muy bien.

-¿Qué otras reglas incluye su método?

-Lo he dividido en cinco reglas. Además de no tomar hidratos de carbono solos, tener cuidado con los hidratos de carbono líquidos y comer cada tres o cuatro horas. La cuarta regla consiste en no dejar pasar más de una hora desde que te levantas hasta que ingieres algún alimento y, por último, nunca hacer deporte con el estómago vacío.

-A priori no se antoja un método muy sacrificado.

-No, esa es la idea. Siempre digo que la dieta se tiene que adaptar a ti y tú a la dieta. Puedes pasar dos semanas a manzana y lechuga y quizás adelgaces, pero luego qué. En ese camino probablemente te baje la masa muscular, el agua y tengas un efecto rebote, con lo que no sirve para nada.

-¿En qué solemos fallar más en nuestra nutrición?

-Para mí es muy importante la planificación. Soy de ir al mercado los sábados, hago un pequeño menú semanal en diez minutos y así nos evitamos pensar qué comemos cada día o quedarnos sin algo en la nevera y echar mano de alimentos poco sanos. La planificación es importante y el tener a mano alimentos saludables.

-¿Este método es válido para los vegetarianos?

-La proteína vegetal suele ir acompañada de una porción de hidratos, luego hay que recalcular algunas cosas, por eso el libro no está pensado para una dieta vegetariana.

-Si tradicionalmente nos hemos alimentado bien, ¿por qué hemos perdido esos buenos hábitos?

-No lo sé. Y siempre pongo el ejemplo de las lentejas con arroz y el chorrito de vinagre que nos ponían nuestras madres, que sin saberlo estaban haciendo una reacción química increíble. Es un plato con hidratos, con aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo no puede fabricar (proteína vegetal) y gracias al vinagre conseguían que el hierro se pudiera absorber de manera correcta. Además, siempre tomábamos un segundo plato de carne, pescado o huevos, lo combinaban muy bien. Es cierto que ahora, con el tema de la crisis, la proteína (carne y pescado) resulta muy cara.

-Aquí, en La Rioja, lo que no vamos a prescindir es del vino. ¿Cuándo y cómo lo debemos de tomar?

-Eso es complicado. La bebida de referencia debe ser el agua. El vino es un hidrato de carbono líquido que va a entrar de golpe al torrente sanguíneo. Es cierto que tiene antioxidantes, pero tendríamos que tomar tanta cantidad para ver el resultado de esos antioxidantes que no compensa. Y cardiovascularmente tampoco está demostrado que tenga beneficios. Luego el vino, siempre con moderación; cuanto menos, mejor, y si vas a tomar una copa que sea siempre con una buena tapa.

-¿Se ha puesto alguna vez a dieta?

-Alguna vez. Todos nos hemos puesto algún kilo de más en verano, aunque más que seguir una dieta se trata de recuperar los buenos hábitos.

-Si le digo 'el lunes empiezo mi dieta'. ¿Qué es lo primero que me debo plantear?

-Que sea tu momento y estés dispuesto a cambiar tus hábitos alimenticios. Luego, una buena planificación, una buena compra y verás cómo con una dieta de control de insulina te vas a sentir muchísimo mejor en un tiempo muy corto, lo que te llevará a seguir con esa dieta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos