Una veintena de bodegas protagoniza hoy el Riojano, Joven y Fresco en Bilbao

Celebración del 'Riojano, Joven y Fresco' el año pasado en Bilbao. :: J.R.

La degustación se desarrollará en El Arenal entre las 19 y las 22 horas

IKER IZQUIERDO BILBAO.

«A los de Bilbao nos gusta el Rioja porque somos los más inteligentes del mundo». Tras un alarde de 'bilbainitis', Jon Aldeiturriaga, gerente de la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo, presentaba la séptima edición de la degustación popular Riojano, Joven y Fresco, de lomejordelvinoderioja.com, que aterriza hoy en El Arenal con la presencia de una veintena de bodegas. Entre los caldos a degustar se incluirán, como primicia, algunos tintos y blancos que aún no han salido al mercado y que «buscarán la aprobación del paladar de los bilbaínos», según aseguran desde la agrupación comercial, que organiza el evento junto con el portal temático www.lomejordelvinoderioja.com. Los ayuntamientos de Bilbao y Logroño también están vinculados con el desarrollo del acto.

La degustación se ha convertido «en una de las más importantes del Estado», según explican los promotores, con el objetivo de que los jóvenes se interesen, aprendan y detecten las características de los vinos riojanos, «siempre desde el consumo moderado». El acto tendrá lugar en El Arenal a partir de las siete de la tarde y hasta las diez de la noche, aunque la venta de entradas comenzará una hora antes de la apertura. Los aficionados que se acerquen podrán adquirir al precio de 9 euros una copa serigrafiada con cinco fichas a canjear por consumiciones en los puestos de las diferentes bodegas expuestas.

Siete años

Entre los vinos que se degustarán destacan algunos que aún no han salido al mercado

En esta fiesta de la enología, los bodegueros riojanos ofrecerán sus mejores blancos, rosados, claretes y tintos jóvenes, de crianza y reserva. Del mismo modo, podrán disfrutarse de joyas del sector, como son vinos elaborados con 100% uva garnacha vendimiada a mano de cepas de más de un siglo de antigüedad, productos realizados de forma artesanal y en los lagares que se usaban hace 500 años o caldos que mezclan la maceración carbónica y el despalillado, entre otros.

«Bilbao tiene una fuerte presencia en La Rioja, y La Rioja en Bilbao», aseguraba el presidente de la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo, Unai Aizpuru, que destaca el plus gastronómico que supone para el distrito antiguo de la villa la presencia de este producto «tan arraigado en la ciudad».

La feria enóloga cumple siete años desde su llegada a la capital vizcaína, «una de las más fieles en lo relativo al consumo de este producto».

Fotos

Vídeos