«Vamos a ofrecer un espectáculo en el que hay muchas canciones con arreglos nuevos»

El cantante Sergio Dalma. :: promocional/
El cantante Sergio Dalma. :: promocional

El álbum 'Vía Dalma III' cierra la trilogía de música italiana de Sergio Dalma, que hoy actuará en el Riojafórum de Logroño

Sanda Sáinz
SANDA SÁINZ

Sergio Dalma llega hoy al auditorio Riojafórum de Logroño para ofrecer las canciones de la tercera parte de 'Vía Dalma' en la que hace suyos temas italianos. El concierto comenzará a las 20.30 horas y no faltarán clásicos de su larga trayectoria musical, según nos explica el artista.

-¿Qué es 'Vía Dalma III'?

-Es el final de una trilogía. Empezó siendo un sueño que tenía. De hecho, el primero no llevaba ni el nombre uno pensando que se terminaría en sólo una edición. Al final, por el gusto de la gente, se ha convertido en una trilogía de homenaje a la música italiana. Es una recopilación de todas esas canciones que me habían acompañado en mi infancia y, bueno, plasmadas con mi carácter. Quieras o no también darlas a conocer a nuevas generaciones.

«He intentado contar y cantar historias en las que la gente se pueda identificar»

«La voz es como el vino, si sufre cambios bruscos de temperatura, se puede fastidiar. Hay que cuidarla»

«Espero estar a la altura y que el público que venga sienta que merece la pena pagar una entrada»

-¿Qué supone para usted la música italiana?

-Cada músico siempre tiene influencias, en mi caso la música italiana. Quizá marcado por esa infancia donde en mi casa se escuchaba mucho esa música. A posteriori he trabajado con mucha gente italiana y por el color de voz y mi forma de interpretar me he visto muy identificado con lo que se ha hecho en Italia.

-¿Cómo será el concierto del Riojafórum?

-Evidentemente cuando uno hace gira, cada dos años, más o menos, intenta que la gente, ya que paga un ticket, vea un espectáculo más o menos renovado. Es lo que hemos pretendido este año, que la gente se encuentre con un show donde hay muchas canciones con arreglos nuevos. La dirección musical es nueva y eso aporta otro aire. No solo para las canciones de 'Vía Dalma III' sino también para los clásicos. Siempre intento que aquellas canciones mías que son clásicas no se conviertan en una losa, renovándolas y actualizándolas. Hay momentos más íntimos del concierto, con menos músicos, guitarra y voz, piano y voz. Y, luego, lógicamente aquellas canciones que la gente espera y le da por levantarse y bailar.

-El Riojafórum está casi lleno y ha colgado el cartel de entradas agotadas en varios recintos en esta gira ¿cómo se enfrenta un artista a esta respuesta del público?

-Con más responsabilidad porque, cuando alguien paga una entrada, y más este año con muchos compañeros de gira, que hayan elegido ir a verte comporta que salgas al escenario y des el máximo. Espero estar a la altura y que la gente que venga sienta que es un espectáculo para el que merece la pena pagar esa entrada. Yo creo que lo van a disfrutar.

-¿Cómo ve la situación musical en España ahora?

-Evidentemente, si nos basamos en el mundo del disco, hoy en día uno se lo tiene casi que imaginar porque somos pocos los que vendemos discos físicos. Quizá también porque la sociedad ha cambiado y se escucha y consume la música de otra forma. Afortunadamente para el músico, el público se ha acostumbrado a pagar una entrada y dar un valor a la música para ir a ver un espectáculo. Eso es importante. Veo un lado muy positivo, hay gente joven preparada que está saliendo y uno intenta ver un futuro bastante prometedor.

-¿Tiene algún tema preferido de su larga trayectoria?

-(risas) Después de tantos discos siempre hay alguno ¿no? Incluso, lo bueno es que, cuando estás de gira, te apetece a veces rescatar algo que hacía tiempo que no cantabas y darle un nuevo aire.

-¿Qué le gusta cantar?

-He intentado, a través de los autores que me dan las canciones, contar y cantar historias en las que la gente se pueda identificar. Que duda cabe, que a la hora de presentar una canción no todo es real, también hay mucha fantasía, pero en la esencia, que sean canciones en las que la gente se pueda identificar.

-¿Cuánto cuesta preparar una gira como la que lleva a cabo?

-Hay un esfuerzo detrás. Hay un nombre, Sergio Dalma, que es una marca pero detrás hay mucha gente, músicos, técnicos, oficina, compañía de discos. Todos ponen su granito de arena, somos muchas familias las que nos movemos en gira con gran profesionalidad.

-Su voz es una de las más singulares y reconocibles del panorama musical desde hace años ¿cómo hace para mantenerla?

-(risas) En sí, es importante tener una personalidad en la voz. Que hoy en día uno ponga la radio y pueda identificarla por estos rasgos tan personales resulta importante. La voz es como el vino, si sufre cambios bruscos de temperatura se puede fastidiar. Hay que cuidarla.

-¿Qué tal por Argentina y Chile, donde ha ofrecido varios conciertos recientemente?

-Muy bien. Han sido dos países que nos han recibido con los brazos abiertos. Resultó un poco agotador por el jet lag de la vuelta y estás un poco descolocado pero merece la pena. Lo español es bien recibido allá. Allí el público es muy pasional y la gente disfruta mucho del espectáculo.

-Temas como 'Bailar pegados' ¿todavía son imprescindibles hoy en día en su repertorio?

-Nunca he dejado de cantarlos y creo que nunca lo haré. Al final es mi ADN. Lo que pasa es que he hecho muchas versiones de ellos y este año también, precisamente para que no se convierta en algo que me resulte pesado al cantarlo una vez más. Son versiones pero sin adulterar la esencia de la canción.

-¿Con qué se queda de su carrera?

-El próximo año será el treinta aniversario. Me quedo con que todo ha pasado muy deprisa y si tengo que hacer balance es bastante positivo. Me siento muy afortunado, un privilegiado, un superviviente de la música. He vivido facetas buenas y otras no tanto. Lo importante es que sigo ilusionado haciendo algo que era una vocación y se ha convertido en mi carrera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos