'WILD WILD COUNTRY'

MIKEL LABASTIDA

Ma Anand Sheela trabajaba como responsable de dos residencias de personas mayores en Suiza y su vida transcurría en apacible tranquilidad. Hasta que se convirtió en un icono pop. La culpa la tiene una serie de televisión en la que hace las veces de villana. Nada que no les haya ocurrido a otros malvados televisivos, como Angela Channing o JR. La diferencia es que Sheela no interpretaba ningún personaje, sino que se ha hecho célebre por hechos reales y macabros que ella misma protagonizó hace unos años.

Netflix ha estrenado en su plataforma la docuserie 'Wild Wild Country', que narra el modo en que el gurú indio Bhagwan Shri Rashnísh, conocido como Osho, llegó a una pequeña localidad en Oregón para instalarse en ella junto con los miembros de su secta y esto provocó conflictos con los lugareños que vivían allí y no veían con buenos ojos a sus nuevos vecinos. La producción incluye imágenes reales grabadas por la propia organización en la época y las combina con testimonios actuales de algunos de los integrantes de aquel grupo, que cuentan cómo vivieron el traslado a Estados Unidos y lo que fueron capaces de hacer por ocupar un lugar en ese territorio. Que fue mucho, aunque ellos lo narren sin ápice de arrepentimiento, que es lo más sorprendente.

Uno de esos testimonios es el de Sheela, que fue secretaria y portavoz de Osho, y orquestó algunas de las principales acciones que llevaron a cabo cuando se toparon con la oposición de quienes vivían en Antelope. Así, 'compraron' a personas sin hogar con el fin de que se registraran como votantes de la población, para ganar unas elecciones. No satisfechos con esto, más adelante causaron una epidemia de intoxicación, infectando las barras de ensaladas de los restaurantes locales para propagar la salmonella.

La sangre fría con la que ella se reafirma en las decisiones tomadas y la enorme presencia escénica que tiene (de joven y en la actualidad) han convertido a Sheela en una estrella, que se pasea por platós y festivales, y ha hecho que gran parte del público no tenga en cuenta las tropelías que cometió. El otro poder de las series.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos