«Estoy rodeada de pelotas»

Vital y cercana. «Soy normal dentro de este mundo raro». :: e. c. /
Vital y cercana. «Soy normal dentro de este mundo raro». :: e. c.

«Por dentro no me siento triunfadora. Mi único éxito en la vida es haber conseguido ser madre» Laura Pausini Cantante

ARANTZA FURUNDARENA

Es poco dada a la pausa Pausini. Locuaz, vital, arrolladora, cercana y simpatiquísima, la cantante pertenece a ese placentero grupo de entrevistados que se autopsicoanalizan solos. Esta solar italiana, empeñada en seguir fiel a la niña de pueblo que fue, ya tiene 43 años. Y acaba de lanzar el single 'Nadie ha dicho'.

- ¿Qué es lo que nadie ha dicho de Laura Pausini?

- Me han dicho de todo. Cosas malísimas y otras dulces y profundas. Esta canción la vivo con toda mi alma porque habla de los cambios inesperados de la vida, y yo los he tenido.

- Sin embargo, mantiene los amigos de la infancia.

- Es verdad. Para que una persona desaparezca de mi vida tiene que traicionarme o dejarme de amar. Si yo siento que alguien con quien trabajo ya no me está ayudando, para despedirlo necesito casi más de dos años.

- ¿Demasiado corazón?

- No me sobra corazón, me faltan cojo... Ya me entiende, ja, ja, ja.

- Y sin embargo parece una mujer con un par.

- Mucha gente me lo dice. Tengo huevos internos, como todas las mujeres, pero no para los sentimientos. En el trabajo sí me arriesgo. Siento haber tenido más de lo que merezco y la mejor manera de repararlo es aceptar retos.

- ¿Le queda algo por demostrar a la primera italiana que ganó un Grammy?

- Muchas cosas. Llenar un estadio está muy bien, y me emociona. Pero personalmente aún me falta mucho por aprender. Como mujer, como madre, como pareja de la persona que amo.

- ¿Por dentro no se siente triunfadora?

- ¡No! El único triunfo verdadero de mi vida es haber luchado tantísimos años para ser madre y haberlo conseguido. Bueno, y el segundo haber roto con un entorno en el que me sentía demasiado protegida. En mitad de esa tragedia, en lugar de sentarme a llorar, me fui al psicólogo. Renací con 30 años. Dejé esa timidez, la introversión, el miedo a todo.

- ¿Con quién rompió?

- Con mi mánager y mi novio, que eran la misma persona. Fue muy duro. Luego intenté salir con personas ajenas a la música y me aburrí mucho, ja, ja... Es difícil entender esta vida. En la portada del disco todo es bellísimo, pero detrás se vive una inquietud muy grande. Ahora estoy desde hace 13 años con la persona a la que sigo amando como el primer día, que es mi productor y el padre de mi hija Paola.

- ¿Es muy 'mamma' con ella?

- Soy muy protectora, pero la regaño si tengo que regañarla. Tiene cinco años y un carácter increíble. No quiero que se adapte al lujo y que no sea capaz de vivir en otras situaciones de pobreza o de peligro, porque la vida cambia. Yo tuve una infancia muy simple. Iba en bici a la escuela y para tener mi primera Barbie tuve que esperar doce años.

- ¿Y qué valora hoy en día?

- El primer regalo que me hizo mi pareja fue un lienzo en blanco. Me escribió: «Espero llenarlo un día con nuestras manos y las de nuestros hijos». Eso vale más que un anillo de diamantes.

- Creció en pianobares. ¿Hubo algún acosador?

-No. Siempre he sabido defenderme. Además, en los primeros cinco años de carrera viajaba con mi padre. Era otra época. No fui a una discoteca hasta los 18 años. Si yo sigo siendo así de normal dentro de este mundo raro, es porque mi padre me formó como persona, me dio unas reglas. La primera: ser honesta y gentil.

- Va a ser jurado en 'Factor X'. ¿Irá de buena o de mala?

-Soy buena pero a veces también me enfado. Tendré al lado a Risto Mejide. Amo a Risto. Es una persona directa, honesta, sincera. Y prefiero a las personas así. Yo estoy rodeada de... ¿se dice lameculos? Pelotas que me halagan todo el tiempo. Y no soporto la falsedad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos