PROMOS DE NETFLIX

MIKEL LABASTIDA

Mira que Netflix es malvada, porque no ofrece datos del número de usuarios que tiene, y cancela series para disgusto de sus fans, y cambia las reglas de exhibición del cine, con lo que rebota a los tótems del audiovisual. Mala, mala, mala. Pero cuando se pone a promocionar sus productos es única. Es imposible no reconciliarse con ella después de ver el ingenio que usa para que los espectadores españoles empaticen con sus series. Para la última ha subido a un ring a Marta Sánchez y Vicky Larraz. ¿Existe alguien en este país (de más de 30 años) que no haya elucubrado o bromeado con la rivalidad entre las dos cantantes? No creo. Si hay una leyenda que ha circulado desde que la una sustituyó a la otra en Olé, Olé es que entre ellas no se podían ni ver. Y hay que reconocer que ninguna de las dos se ha esforzado mucho por desmentirlo en este tiempo. A propósito del estreno de 'Glow', Netflix ha convocado a ambas para que saquen los puños y se peleen como si fuesen luchadoras del Pressing Catch. La serie que esta plataforma acaba de presentar va de eso, de un grupo de mujeres inadaptadas junto a alguna actriz desesperada que se embarcan en el proyecto de grabar una producción sobre púgiles femeninas.

Sánchez y Larraz han sabido reírse de ellas mismas y Netflix ha logrado conectar con el universo friki patrio. No es la primera vez. En anteriores ocasiones recurrió a Esperanza Gracia para dirigirse a los queridísimos piscis que se hubiesen desvelado viendo al malparido de Escobar, o a Jaime Peñafiel, para quien inventó un programa llamado 'Cosas de reinas' en el que se hablaba del próximo estreno de 'The Crown'. Con 'Las chicas del cable' jugó el día de Eurovisión, convocando a unas cuantas participantes españolas del concurso de la canción (Massiel incluida) para que contestasen el teléfono, y ahora para el Orgullo ha contado con una operadora travesti. No podemos olvidar cuando, a final del año pasado, empapeló Madrid con carteles del protagonista de 'Narcos' deseando una 'blanca Navidad'. Netflix ha llegado para quedarse, para formar parte de nuestro día a día. Y se esfuerza con toda clase de guiños para llevarnos al huerto.

Fotos

Vídeos