«La Policía está feliz con el desarrollo de la serie»

«Estos últimos capítulos han sido los más difíciles», dice la actriz. TVE/
«Estos últimos capítulos han sido los más difíciles», dice la actriz. TVE

Andrea del Río lleva ocho meses en la piel de la inspectora Alicia Ocaña, la protagonista de 'Servir y proteger', la serie de TVE que el lunes batió su récord de audiencia.«Es un orgullo», confiesa

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Al comenzar el rodaje de 'Servir y proteger' (TVE, lunes a viernes, a partir de las 16.25 horas), a Andrea del Río (Zaragoza, 1991) le daban miedo los tiros de fogueo. Eso ha cambiado y ya no se asusta; la actriz ha experimentado un proceso similar al que ha atravesado su personaje, la inspectora Alicia Ocaña, a la que «vimos entrar muy novata». La ficción se ha asentado en las tardes de la cadena pública, ocho meses después de su estreno, y el pasado lunes batió su récord de audiencia, con 1.322.000 espectadores y el 11,3% de cuota de pantalla.

- ¿Cómo han celebrado el récord de audiencia?

- Dando saltos de alegría entre toma y toma, porque no tenemos tiempo en el rodaje ni para parar un segundo. La alegría estaba por todas partes; evidentemente, era el tema de conversación.

«Estoy tan centrada en este papel que no podría compaginarlo con cine o teatro»

- ¿Todos estos datos afectan al trabajo de una actriz?

- Creo que estas buenas noticias son un aliciente para seguir adelante. Es un orgullo saber que tu trabajo está gustando y el formato tiene continuidad. Pero hay que intentar, por otro lado, no desviarse mucho con cosas que no dependen de nosotros. De momento, el esfuerzo y las ganas son las mismas que las del primer día.

- Alicia en estos últimos capítulos ha descubierto varios secretos de su vida.

- Totalmente. Los capítulos que están viendo estos días los espectadores los grabamos hace un mes porque vamos bastante adelantados, y para mí han sido los más difíciles de toda la serie, por su especial intensidad. Las jornadas fueron duras y complicadas. No te puedo contar mucho más del futuro, porque suelo meter la pata bastante y no quiero adelantar nada de la trama, pero un caso va a marcar un antes y un después en la comisaría del Distrito Sur.

- ¿Cómo ha evolucionado su personaje en estos ocho meses?

- Ha sido un crecimiento personal y profesional para ella en todos los sentidos, de muchísimo aprendizaje. Vimos entrar a una Alicia muy novata y, dentro de que ser policía es su pasión, estaba muy desubicada en la comisaría, sobre todo después de la muerte de su madre. Era muy torpe en las relaciones personales, pero lo está superando; al menos, eso creo. Saltar tantos obstáculos le ha ayudado a crecer.

Muy «minuciosa»

- Dicen que usted estudia mucho los guiones. ¿Después de tanto tiempo en la serie, sigue siendo tan aplicada?

- En mi caso no he bajado el pistón, nunca tengo suficiente. Lo que pasa es que ahora mismo tardo menos en estudiarme las secuencias que al principio. Eso sí, mi trabajo sigue siendo igual de minucioso, le dedico todo el tiempo que puedo. Estoy únicamente centrada en la serie. Aunque quisiera hacer teatro o me ofrecieran alguna película, no podría.

- ¿Le pediría algo a los guionistas?

- ¿Sabes qué pasa? Los guiones están tan enriquecidos y me gustan tanto que no pediría nada. A Alicia le pasan tantas cosas que no se me ocurre... Bastante tengo con gestionarlo.

- ¿Qué opinan los policías reales sobre la serie?

- Jota, que es nuestro asesor de Policía, sigue haciendo un seguimiento de los guiones y nos dice que en el cuerpo están felices con el desarrollo de la serie. Nos ha hecho mucha ilusión porque ese era uno de los retos, ser fieles a su trabajo, aunque sea en la ficción. Parece que eso está más o menos cubierto.

- ¿Le han quitado alguna multa por ser la inspectora Alicia?

- (Carcajada) ¡No! De momento no, pero tampoco tengo coche.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos