PERFECTOS DESCONOCIDOS

MIKEL LABASTIDA

Confieso que el hecho de que 'Perfectos desconocidos' me divirtiese tanto fue una sorpresa. Una de esas que te reserva el cine y que tanto gusto dan. De eso que vas a una sesión sin demasiadas expectativas encima y sales de ella henchido de buen rollo. Que nunca sobra, la verdad. Ha sido una de las sorpresas cinematográficas del año. ¿La clave? Un guion extraordinario y unas interpretaciones más que solventes. No tiene efectos especiales, ni falta que le hace. No cuenta con miles de localizaciones, ni falta que le hace. Se sostiene sobre un argumento sugerente y unos diálogos bien divertidos. Se puede hacer buena comedia en España. Lo remarco por si alguien tenía duda, porque lo cierto es que a nivel televisivo es un género que no se explora con frecuencia ('La que se avecina' y 'Allí abajo' son felices excepciones). La maquinaria de Mediaset se ha puesto en marcha para promocionar el nuevo filme de Álex de la Iglesia, puesto que esta casa es la que produce. Y en eso, en lo de anunciarse, son los mejores. Convierten cada estreno en pantalla grande en eventos que se vuelven imprescindibles para el público. Y luego esto se traduce en la taquilla.

Como parte de este autobombo a algunos de los intérpretes de la cinta les tocó la otra noche irse a cenar a casa de Bertín. Que no es plato que guste a todo el mundo. A algunos se les notaba más cómodos que a otros, pero supongo que les iba en el contrato pasar un rato con el cantante metido a entrevistador y con su esposa que a veces baja a preguntar. Dafne Fernández y Pepón Nieto participaron de las chanzas del presentador mucho más relajados de lo que se veía a Ernesto Alterio y Juana Acosta. Pero bueno, cada uno hizo lo que pudo. El espacio tomó el 'leitmotiv' de la película como hilo conductor y giró en torno a lo que cada uno de los participantes guardaba en su móvil. Supongo que estarán hasta las narices de que en todas las entrevistas les planteen el mismo juego. Lo que ninguno esperaba, supongo, es la visita de Arévalo, que pasaba por allí para reconciliarse con Bertín. Ojalá Álex de la Iglesia hiciese una peli con esta relación. Mediaset debería pensárselo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos