POR LOS PELOS

ROSA BELMONTE

El sexo distrae de la política. Sólo Weinstein y lo que ha provocado el desvelamiento de lo obvio hace competencia a lo de Cataluña. Y sólo el pelo de los políticos catalanes hace competencia a lo importante del asunto. No hay más que recordar todo lo que hemos escrito o dicho de las pelambreras de Puigdemont, Forcadell o Anna Gabriel (esta por lo menos lo tiene lustroso). No me canso de repetir los consejos capilares de Hillary Clinton en una conferencia a estudiantes de Derecho: «El pelo importa, vuestro pelo manda mensajes, prestad atención al pelo porque todo el mundo va a hacerlo».

El pelo de ficción también está viviendo un gran momento en la televisión. Siempre he creído que a Sarah Paulson le dieron el Emmy por 'American Crime Story: El pueblo contra O.J. Simpson' gracias al espantoso peinado acaracolado que la fiscal Marcia Clark llevaba en 1995 (la propia Clark se asustó: «¿Tenía ese aspecto? ¿En qué estaba pensando? Bueno, sí sé en qué estaba pensando. Tenía dos niños pequeños con pañales. Quería lavarme el pelo y salir a la calle. Una permanente me pareció una buena idea»).

Pero, esperen, que llega Edie Falco. El 9 de noviembre se estrena en Calle 13 la muy esperada 'Ley y Orden True Crime: el caso Menéndez'. Edie Falco ('Los Soprano', 'Nurse Jackie') interpreta a Leslie Abramson, la abogada de los hermanos Menéndez, que mataron a sus padres y fueron sentenciados a cadena perpetua. Lo importante, claro, no es si lo hicieron, sino por qué. Además del tinglado de los medios de comunicación. También es importante el peinado, otra vez acaracolado, de Edie Falco.

Al club de Paulson y Falco se va a añadir, lo suyo en pelo lacio, Allison Janney, la C.J. de 'El ala oeste de la Casa Blanca'. En la película 'I, Tonya', sobre la patinadora Tonya Harding y su rivalidad chunga con Nancy Kerrigan. Pero sobre todo va de Harding (lógicamente, la mala, la basura blanca, es la interesante). Allison Janney hace de su abusiva madre, La Vona Golden. Janney roba el 'show'. Es una magnífica actriz, pero si no llevara ese pelo infame lo tendría más difícil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos