PELÍCULA DE DIEZ HORAS

MIKEL LABASTIDA

Buenafuente transformó el pasado jueves su 'Late Motiv' en 'Late Ficción' para rendir tributo a las series españolas. Bueno, a las que va a estrenar la plataforma Movistar en las próximas semanas. Las que se realizaron en las décadas anteriores no salieron tan bien paradas. Esa maldita manía de minusvalorar a otros para legitimar lo nuestro... No aprendemos. Empezó muy bien el presentador, en un monólogo en el que pedía ser respetuoso con el pasado, porque las series de antes eran entrañables. «Contaban cómo era el país». Y es verdad. Algunas mejor, otras peor. Pero ahí está la clave. Más tarde Jorge Sánchez Cabezudo afirmaba que había que ser muy locales para mirar al exterior. Una estupenda declaración de intenciones que al parecer ha guiado a unos cuantos títulos de los que han puesto en marcha autores como Cesc Gay, Alberto Rodríguez, Urbizu o Fernández Armero.

«Buenos directores que se ponen al frente de series ahora», dijo Buenafuente. No, hombre. Ya hubo profesionales muy relevantes comandando producciones nacionales, con mayor o menos libertad, con mayor o menor acierto. Esa obsesión por comparar... «Ya era hora de que se apostara por la ficción», «Ahora sí...». Perdonémosles, porque el autobombo a veces conduce a cometer excesos...

Bastante peores fueron las declaraciones de algunos actores, empeñados en hacer de menos el formato seriado. «Se ha cogido el modelo cinematográfico y se ha pasado a la televisión para hacer películas de diez horas, mimando el producto como si fuese cine», explicó Aitana Sánchez Gijón. Mira, no. Basta ya de enfrentar pantallas, de establecer categorías. Como si todo lo que tuviese que ver con el cine fuese necesariamente más bueno. Peris Mencheta y Carlos Bardem también insistieron en la idea de que no han rodado series, sino pelis de diez horas. Ojo con las exageraciones, que hay personas a las que algunas películas de dos horas ya se les hacen largas. A ver si van a salir espantadas pensando en diez... Las series son series. No hay necesidad de cambiar el nombre. Y las de Movistar -una cosa no quita la otra- pintan muy bien.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos