EL ORGULLO DE LA SEXTA

MIKEL LABASTIDA

Uno de los momentos estrella del espectáculo con el que giran por los teatros Bertín Osborne y Arévalo es ese en el que el cantante cuenta con su habitual gracejo cómo un día acudió a 'Sálvame'. «A mí hace dos o tres años me invitaron para que fuera y me cogió flojo ese día. Cuando me abren la puerta del plató y me dicen 'pasa' y miré, dije: 'una mierda, ahí no entro yo'. Ahora, como no había más remedio, ¿qué es lo que hice? Metí el culo contra la pared y fui dando toda la vuelta al plató. El zócalo lo dejé limpio, limpio, limpio», relata dentro del show. Ja, ja, qué risa. Si no les ha hecho gracia es que no tienen sentido del humor. Hace poco Bertín protestaba en una entrevista en 'La Vanguardia' porque en este país ya no se podían hacer 'chistes de mariquitas'. Vaya por dios. Los tiempos cambian, afortunadamente, aunque a algunos les está costando un poco más enterarse.

Hace unos años hubiese sido impensable, por ejemplo, una retransmisión como la que hizo La Sexta el sábado pasado de la celebración del World Pride en Madrid. La cadena se volcó desde las 16.00 horas con la marcha del Orgullo LGTBI, destacando el aspecto lúdico del acto, pero también interesándose por su dimensión social y las reivindicaciones del colectivo. Que no son pocas. La emisora verde de Atresmedia se está forjando una identidad propia a cuenta de las coberturas que realiza de diferentes eventos. Se lo ha trabajado y empieza a obtener recompensas. El espectador sabe que si hay algún acontecimiento informativo, ahí va a encontrar a este canal.

Así sucedió este fin de semana con un especial en el que se buscaron titulares, se contó con todo tipo de testimonios y se implicó a los protagonistas de la cita. Y que tuvo a Iñaki López y Cristina Pardo como perfectos maestros de ceremonia. El programa demostró además el enorme cambio que se ha vivido respecto a la diversidad sexual en la sociedad española y cómo cada vez hay menos espacio para los 'chistes de mariquitas', mal que le pese a Bertín. O quizá no. Tal vez el presentador de Telecinco se haya concienciado y esa sea la razón por la que en su bar madrileño el fin de semana lucía una bandera arco iris.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos