SU NOMBRE ES BOND

BOQUERINI

Todo Bond durante más de dos semanas en un canal dedicado al agente secreto más famoso de todos los tiempos. No se puede dar una mayor alegría a un buen aficionado al cine. Movistar + dedica, desde el pasado viernes 25 y hasta el próximo 10 de septiembre, a poner todas las películas de James Bond, las oficiales y las no oficiales, como 'Nunca digas nunca jamás' o aquel 007 interpretado por David Niven (¡y Woody Allen!), una parodia muy divertida que se llamó 'Casino Royale' y que no hay que confundir lo la película del mismo título, y esta sí oficial, que hizo Daniel Craig. Y además un excelente documental sobre el personaje y un telefilme de 1954 con Bond como protagonista. Una auténtica sobredosis del agente con licencia para matar, que ahora se pueden ver íntegras y, si lo desea, por orden cronológico para comprobar la evolución del personaje.

Sí, ya sé que hace meses las películas ya las pusieron los canales de Atresmedia. Pero aquel ciclo parecía programado por el peor enemigo de Bond, directamente por el Doctor No. Películas sin orden ni concierto, sin que se llegasen a poner todas, emitidas en un 'totum revolutum' y sin que el espectador fuese consciente de ellas. Esto se corrige ahora pudiendo disfrutar del superespía más famoso del cine en un canal exclusivo.

Bond es un personaje que ha tenido múltiples rostros: Sean Connery, George Lazenby, Roger Moore, Tomothy Dalton, Pierce Brosnan, Daniel Craig... no menos variadas y atractivas han sido las chicas Bond, desde Ursula Andress, que fue la primera, hasta la reciente Naomie Harris. Y por supuesto, los villanos, a cual más malvado. La historia de 007 desde los 60 hasta la actualidad ha sido también la historia de las últimas décadas de la sociedad en la que vive. Al principio Bond era un producto de la Guerra Fría, pero con la desaparición de la Unión Soviética, los villanos se han diversificado. Grandes magnates, terroristas internacionales, traficantes de drogas y armas... Además, con el paso del tiempo ha dejado de fumar, es menos promiscuo, y bebe menos, casi un buen chico que se comporta como un agente más de los muchos que pululan por el cine. No está nada mal entrar en el nuevo curso televisivo con todo Bond. Y a ver si los nuevos guionistas aprenden algo de este agente secreto que se mueve por el mundo con elegancia, ironía y eficacia comprobada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos