43 Un lobo con piel de médico

Hugh Laurie interpretó al doctor House. :: r. c.
Hugh Laurie interpretó al doctor House. :: r. c.

Sarcástico, ególatra, malhumorado. El antihéroe con alergia a la bata blanca reinventó las series sobre médicos y despachó consulta durante ocho temporadas

MIKEL LABASTIDA

El doctor House es descendiente directo del mismísimo Sherlock Holmes. Si se detienen a pensar no tardarán en hallar los parecidos más que razonables, tanto en su carácter como en su forma de establecer relaciones. Les cuesta adaptarse al entorno, no tienen facilidad para los vínculos personales y poseen una enorme inteligencia que no siempre son capaces de emplear correctamente. Uno es detective privado y el otro médico, eso sí. En algo tenían que diferenciarse.

A la teoría de que la fuente de inspiración para el personaje de televisión llegó de la obra de Conan Doyle se une la creación de otro rol, el de Wilson, eterno escudero, perfecto John Watson, compañero inseparable del inquilino del 221B de Baker Street. Lo curioso es que el escritor escocés en su día se fijó precisamente en un doctor para crear a su criatura más célebre (celebridad que siempre le pesó).

VConsulta en la web la lista completa de las 50 mejores series del siglo XXI.

Al margen del clásico de la literatura, David Shore, autor de la idea original de la serie, empezó a darle vueltas al argumento gracias a una columna que se llamaba 'The Diagnosis', que se publicaba en el 'New York Times' y que giraba en torno a enfermedades raras. Intuyó el juego que podían dar esos temas. Solo le quedaba imaginar a un protagonista que pudiera vertebrar la trama y a la vez ser el alma central de la ficción. Y entonces surgió el doctor House. «Para ahorrar tiempo y evitar charlas aburridas, soy el doctor Gregory House, o sea, Greg, uno de los tres médicos que pasan consulta esta mañana. No se apuren, la mayoría de sus casos los resolvería hasta un mono con un frasco de analgésicos». Sí, la acidez y la ironía eran características relevantes en este particular profesional de la medicina. Y el bastón que siempre portaba también.

El actor había realizado un cameo en 'Friends' y prestado su voz en 'Padre de familia' Laurie ha vuelto a la tele con 'Chance', donde encarna a un neuropsiquiatra forense

El propio Shore había estado ingresado en un hospital y cada vez que preguntaba algo a los médicos se imaginaba los comentarios o burlas que los profesionales harían después en su ámbito privado. ¿Y si alguno fuese capaz de expresar en voz alta lo que piense, por molesto que fuera?, se preguntó. Y no esperó a que nadie le respondiera ni a encontrárselo. Lo construyó él mismo. Ingenioso, malhumorado y sarcástico, perfecto para encajar con la historia que quería escribir. La cadena Fox cayó rendida a sus encantos. «No soy guapo, ni encantador, ni siquiera simpático, pero soy lo que necesitas». Le hizo caso.

Se estrenó en noviembre de 2004 y se mantuvo con éxito en antena durante ocho temporadas. La bendijeron los Emmy y los Globos de Oro, entre otros galardones. Una de las claves que propiciaron el calado de esta producción en el público y los críticos fue la elección del actor principal.

La elección de Hugh Laurie

A punto estuvo Patrick Dempsey de ser el intérprete seleccionado para encabezar el elenco de esta producción. Afortunadamente, 'Anatomía de Grey' se cruzó por su camino. Y por suerte también, Hugh Laurie se animó a presentarse al casting. De una curiosa manera. No podía ser de otra forma. El actor no se encontraba en Estados Unidos, porque rodaba la película 'El vuelo del Fénix' en Namibia. Interesado en el papel, le pidió a un compañero que le grabara un vídeo y no se le ocurrió mejor sitio que el baño del hotel (no disponía de un espacio con más luz). Superó la prueba. Era justo lo que estaban esperando.

«Un verdadero americano», comentan que exclamó el productor Bryan Singer al escuchar su acento. Pero era fingido. «Todo el mundo miente; la única variable es sobre qué». Existe una frase perfecta pronunciada por 'House' para casi cualquier asunto. Laurie nació en Oxford y curiosamente se especializó en los inicios de su carrera en papeles cómicos -aunque en películas como 'Los amigos de Peter' o en 'Sentido y sensibilidad' ya demostró que dotes dramáticas le sobraban-. Antes de 'House' compartió avión con Rachel en 'Friends' e incluso dio voz a un personaje de 'Padre de familia'. Ahora está de vuelta, por cierto, con 'Chance', donde encarna a un neuropsiquiatra forense.

En otros tiempos, un tipo como el doctor House no habría podido ser el centro de ninguna producción catódica. Pero la tele había cambiado, el antihéroe estaba más de moda que nunca. Y los títulos sobre médicos pedían una vuelta de tuerca.

Y aquí llegó. Experto en enfermedades infecciosas y en nefrología, este profesional estaba al frente de un departamento del Hospital Universitario Princeton-Plainsboro de Nueva Jersey, donde le tocaba enfrentarse a toda clase de casos. En su vida privada lidiaba con un dolor crónico en la pierna derecha derivado de una necrosis muscular, que le había convertido en adicto a la vicodina. Y pese a este curriculum, la audiencia se hizo adicto a él.

Hijo de un médico. Laurie era hijo de médico, una situación que siempre le hizo sentir incómodo al actor; al fin y al cabo, cobraba un sueldo mucho más alto del que había tenido su progenitor «por hacer una versión falsa de él». La cifra no era oficial, pero se aseguró que llegaron a pagarle 700.000 dólares por capítulo.

Fotos

Vídeos