FERRERAS 1-TVE 0

OSKAR BELATEGUI

Cuando deseamos informarnos en directo el dedo en el mando a distancia se nos va a La Sexta. No hay mayor fracaso para una televisión pública pagada con el dinero de todos que arrojar la toalla a la hora de cumplir con su labor de servicio público. Sabes que conectarás con La Sexta y ahí estará de guardia Antonio García Ferreras, inclinado sobre su iPad, apuntando con el boli al espectador y anunciando una conexión con el énfasis de un presentador de circo. El periodista de 'Al rojo vivo' tuvo que salir escoltado del Parlament por los Mossos d'Esquadra después de que una turbamulta le amenazara de muerte acusándole de manipulación mediática. Todo un símbolo de la influencia de los informativos de La Sexta, que en la crisis catalana han vuelto a tocar techo: la cadena de Atresmedia se convirtió el pasado martes en la tercera privada más vista con un 10,6% de cuota de pantalla y con varios de sus programas anotando máximos históricos.

Mientras, los periodistas de Televisión Española se levantaban de sus sillas para denunciar a sus editores. El Consejo de Informativos asegura que el canal público ha hecho «dejación de sus obligaciones» y delegado en el ámbito de otras televisiones la responsabilidad de informar a los ciudadanos. «No sólo no preparó un dispositivo especial para lo que era fácil de prever como un gran acontecimiento informativo, sino que se hizo todo lo posible por difundir una visión parcial y sesgada de los hechos», denuncian.

En una reciente entrevista, Imanol Arias hablaba de la situación de TVE, que a su servidumbre al Gobierno une un grave problema de financiación desde que se eliminó la publicidad. «Tú vas a Prado del Rey ahora mismo, a las cinco de la tarde, y hay mil tíos escondidos por ahí, tomando Coca-Cola, porque no tienen absolutamente nada a lo que dedicarse», describía el protagonista de 'Cuéntame'. El sesgo ideológico ni siquiera le rinde a la hora de capturar audiencia, al contrario que TV3, que arrasa estos días en Cataluña con medias del 30%. Su pleitesía al Govern la resumía Albert Boadella en un titular: «Lo de Cataluña se arregla cerrando TV3».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos