EQUIPO A LA FUERZA

EQUIPO  A LA FUERZA

JOSU EGUREN

Autoencasillada en el subgénero de la comedia deportiva, por efecto de un tráiler que copa el metraje con golpes de ingenio que la emparentan con títulos como 'Una pandilla de pelotas' (Richard Linklater, 2005) y la televisiva 'De culo y cuesta abajo', 'Campeones' lucha contra sí misma para revelar la auténtica naturaleza de una película mucho menos superficial de lo que anuncia su envoltura exterior.

De entrada, el regreso de Javier Fesser debe enfrentar el reto de encajar a Javier Gutiérrez (sigue en estado de gracia tras encadenar 'Vergïuenza' y 'El autor') en el seno de un reparto mayoritariamente formado por actores noveles con discapacidad intelectual sin que esto devenga en sermón paternalista sobre lo políticamente correcto de los asfixiantes límites del humor. Para resolver el problema, el director de 'El milagro de P Tinto' y 'Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo' aplica una extraña y kamikaze ración de sentido común que le lleva a tratarlos de igual a igual, proyectando una luz que revela humanidad y un deseo de independencia frontalmente opuestos a los de su protagonista, un entrenador de baloncesto que huye de sus problemas refugiándose en el cinismo y el alcohol.

El roce produce el cariño, aunque a veces desborda en cuadros sentimentalistas que traicionan el espíritu de la propuesta, permitiendo que todos los personajes crezcan mucho más allá de los arquetipos genéricos. La buena mano de Fesser para escribir con renglones torcidos escenas que se columpian en el filo entre lo cómico y lo dramático le pone el picante necesario a un relato que a veces está muy cerca de embarrancar en un fondo de giros de guion telegrafiados.

Un nuevo cambio de tercio en la filmografía de un autor inquieto que, aun huyendo del estilo que le ha hecho reconocible, sigue manteniendo intactas sus señas de identidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos