El cerebro de Mediaset

El cerebro  de Mediaset

Por el despacho de Manuel Villanueva, director de Contenidos del grupo, pasan los programas que ven un tercio de los españoles. «Trabajamos por el éxito, no por la gloria», dice

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Un tercio de las series y programas que ven los españoles en televisión pasa irremediablemente por la mesa de Manuel Villanueva (Pontevedra, 1958), director general de Contenidos de Mediaset España desde hace quince años. Él es la persona a la que todos buscan cuando hay que dar el visto bueno a series como 'El Príncipe', magacines como 'El Programa de Ana Rosa' o los 'realities' 'Supervivientes' y 'Gran Hermano'. Los canales de la compañía, Telecinco, Cuatro, FDF, Boing, Energy, Divinity y Be Mad, promediaron en su conjunto un 30,4% del 'share' total en junio. El dato convierte al grupo presidido por Paolo Vasile en líder de audiencias una temporada más, frente al 26,1% de Atresmedia o el 16,4% de RTVE.

Lejos de irse de vacaciones con la sensación de haber cumplido con sus deberes, Villanueva, gran aficionado del Celta y de la literatura clásica, sigue estos días en su despacho con la vista puesta en la temporada siguiente (de septiembre a junio). «La televisión tiene un poco de táctica pero bastante de estrategia, así que ahora no es momento de descansar, sino de planificar. No solamente competimos contra el resto de cadenas, sino contra nosotros mismos, con los datos del periodo anterior. Esto consiste precisamente en competir y competir; nuestra máxima es trabajar por el éxito, no por la gloria. Queremos que el público, cuando coja el mando, nos elija a nosotros», explica el directivo a este periódico.

- ¿Pese al balance, hacen autocrítica?

- Sí, estamos en revisión continua, como aquella canción de Franco Battiato que decía lo de 'busco un centro de gravedad permanente'. No solamente con los datos de audiencia, también intentamos corregir los errores cuando se producen.

- 'Gran Hermano' ha mostrado síntomas de agotamiento.

- Si no hubiera dudas, no progresaríamos nunca. Es verdad que hubo voces que anunciaron el final de los 'realities', pero solo hay que ver la presente edición de 'Supervivientes', liderando tres noches a la semana. No creo que sea su final.

- A 'Sálvame' se le suele poner como ejemplo de 'telebasura'.

- A veces se establecen calificativos injustos. Hay una creencia de que el público ve lo que le ponen y eso es falso, la gente lo acepta y también lo quiere. Por las tardes hay una múltiple oferta televisiva: documentales, cine, series... Y, sin embargo, el público elige 'Sálvame' porque el programa les hace compañía.

Generar emociones

A su correo electrónico llegan cada semana «incontables» propuestas de productoras y profesionales del medio. Si logran conquistar el paladar de Villanueva, podrán contar con el mayor escaparate de la televisión española. «Los creadores de este país son muy fecundos, pero uno tiene que encargarse de lo que necesita. En el caso de las ficciones, lo fundamental para nosotros es que tenga una idea base muy atractiva, potente, y que dentro de la historia haya un generador de emociones grande. Al final, la ficción es emoción. También nos gusta que tenga una conexión con la actualidad, aunque lo reflejes en una serie de época, como fue el caso de 'Lo que escondían sus ojos'», reconoce el directivo.

De momento, Telecinco guarda en su bodega de series 'La Verdad', 'Vivir sin permiso', 'El Accidente' y un 'thriller' político que todavía no se ha presentado oficialmente. «Ahora mismo lo que tenemos producido y los proyectos en los que estamos trabajando nos tienen muy ilusionados. 'Vivir sin permiso', que se está rodando en Galicia, trata el tema del alzhéimer, un problema que el consejero delegado (Vasile) y yo teníamos ganas de abordar. Y en breve comenzaremos a grabar un 'thriller' político. Afrontamos la temporada que viene con mucha artillería».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos