La Rioja

MÚSICA INAUDIBLE

Soy la peor persona del mundo. 'Radio Gaga' no me interesa y casi me emociono cuando en 'Sálvame' llevaron majorettes para celebrar el triunfo judicial de Belén Esteban sobre Toño Sanchís. En el programa de #0 (Movistar), Manuel Burque y Quique Peinado llevan su caravana (un estudio de radio) hasta lugares no habituales en la televisión para dar voz a gente cuyas vidas no suelen aparecer en la televisión si no es de manera escandalosa. El primer día fueron a un centro de salud mental. Una de las protagonistas era la madre de dos niños pequeños con un marido policía que sufrió daños cerebrales irreversibles en acto de servicio. O Chari, con un trastorno mental asociado a las drogas a las que se enganchó a los 9 años. Lo de gagá es casualidad. También irán a un centro de acogida de inmigrantes o a un pueblo casi vacío. Puro pedrosimonismo televisivo. Pero, oye, eso tiene su público. Igual que la Joan Didion de 'El año del pensamiento mágico' tiene el suyo. En 'Radio Gaga' hay dos barbudos con buenas intenciones repartiendo transistores entre personas que no quieres ser. Un chute de optimismo. Uno de esos espacios que te recuerdan lo cojonuda que es tu birria de vida.

Pero #0 es un canal estupendo. Ahí está esa interesantísima historia del Pop que acaban de emitir ('Pop, una historia de música y televisión'). Cuatro capítulos donde se repasa la relación desde los años del Paseo de la Habana. No es un programa de archivo como 'Cachitos'. Los protagonistas tienen su papel. Qué viejos estamos. No Love of Lesbian, claro, pero hay periodistas que parecen Moisés tras dejar la zarza. Lo peor de 'Pop.' es lo que tiene de contemplación de un mundo perdido, el de la música en la televisión, el de los espacios donde los artistas iban a actuar. Negocios como 'Operación Triunfo' no cuentan. 'Cachitos' es un tinglado sin futuro porque no habrá actuaciones de las que tirar. Ahora tenemos la música inaudible con la que los alibabases de la SGAE hacen caja. O actuaciones de verdad a horas intempestivas.

Lo de 'Radio Gaga' es música inaudible a la que se ha dado volumen.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate