La Rioja

Cuatro décadas de libertad

Cuatro décadas de libertad
  • Canal Historia estrena '40 años de democracia',una serie documental «rigurosa y muy contrastada» dirigida y narrada por Manuel Campo Vidal

Del adiós a la dictadura, al declive del bipartidismo. Desde que se celebraron las primeras elecciones democráticas tras la muerte de Franco, el 15 de junio de 1977, hace ya cuatro décadas, España ha sufrido una gran transformación. El canal de pago Historia pretende recoger todos esos cambios en '40 años de democracia', una serie documental de seis capítulos dirigida y narrada por el veterano periodista Manuel Campo Vidal. Se estrenará el próximo lunes a las 22.00 horas y cuenta con sesenta testimonios de personas de distintos ámbitos que protagonizaron los acontecimientos clave de esta época reciente, incluidos los expresidentes Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, y el actual, Mariano Rajoy.

«Esta visión ha tratado de ser muy rigurosa, muy contrastada y compensada para que estén todo tipo de voces. Las sesenta personas que participan lo han hecho como si fuera la última vez que le entrevistan sobre este tema, para contar lo que quisieron contar y no pudieron, o porque han pasado suficientes años y ya pueden aclarar cuestiones que no se podían haber aclarado antes. Nos quedamos muy impactados cuando vimos el montaje final», explicó ayer Campo Vidal, durante la presentación de la serie a los medios en la misma sala del Hotel Palace de Madrid donde se instaló la cúpula militar que hizo frente al golpe de Estado del 23-F.

Con la serenidad con la que se habla de acontecimientos que ocurrieron hace décadas, '40 años de democracia' cuenta con testimonios que ven la luz por primera vez. Es el caso de Felipe González reconociendo que el referéndum de la OTAN fue un «error político» suyo; o Zapatero admitiendo que no pudo «parar la sangría de destrucción de empleo durante la crisis»; o José María Aznar alabando la «mucha ayuda de la Administración Bush» que recibió España.

Todo para mostrar, durante los 300 minutos que dura la serie, esa «España que no la reconoce ni la madre que la parió», como dijo Alfonso Guerra, otra de las voces del programa. También se retrata la barbarie de ETA, el proceso de modernización del país, su ingreso en la Unión Europea y la OTAN, el inicio de la burbuja inmobiliaria y financiera y la década de la crisis, hasta llegar a la actualidad.

Otra sociedad, otra cultura

Es precisamente el capítulo correspondiente al último lustro el más delicado, especialmente por todos los casos de corrupción en el que están implicados grandes partidos políticos del país. «En este sentido, no ha sido difícil, porque hemos querido ser neutrales. Prácticamente políticos de todas las opciones ideológicas han podido dar su opinión al respecto, también empresarios y personas del mundo de la cultura. Esta es una obra de la que sacarán sus propias conclusiones quienes la vean», argumentó Campo Vidal.

En cuanto a las personalidades que rechazaron participar en el documental, el periodista citó a dos. «Un veterano policía antiterrorista, por motivos de confidencialidad, y Julio Anguita, porque me dijo, con cariño, que él no podía condensar este tiempo en pocos minutos, que le harían falta horas», bromeó el director de la serie.Los responsables del documental tampoco pretenden dar una lección a las generaciones que no vivieron aquellos acontecimientos. «No esperemos que los jóvenes nos traten como héroes, ni siquiera que comprendan esta época. Ellos ya forman parte de otra sociedad y de otra cultura, así que no debe asustarnos. Si la ven, que sea como una lección de historia», comentó el abogado Antonio Garrigues Walker, invitado al acto de presentación y otro de los protagonistas del programa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate