La Rioja

Un tirano demócrata

Kevin Spacey, en el papel del presidente de Estados Unidos Frank Underwood. :: netflix
Kevin Spacey, en el papel del presidente de Estados Unidos Frank Underwood. :: netflix
  • Movistar+ acaba de estrenar la quinta temporada de 'House of Cards', protagonizada por Kevin Spacey en el papel del presidente de EE UU. «Trump nos está robando las ideas»

En 'House of Cards', la serie en la que el actor Kevin Spacey interpreta a Frank Underwood, un presidente de Estados Unidos maquiavélico y narcisista, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. La quinta temporada de la ficción producida por Netflix acaba de llegar a España de la mano de Movistar+, donde ya está disponible para todos sus abonados al paquete 'Series'. Se trata de la primera tanda de capítulos que ve la luz desde que Donald Trump ocupara el puesto de jefe de Estado de aquel país y las comparaciones entre ambos gobernantes ha sido inevitable. La actriz Robin Wright, coprotagonista y primera dama ficticia, lo tiene claro: «Trump nos está robando las ideas».

Wright lo dice en un tono de broma, pero los últimos acontecimientos políticos en el país norteamericano están dando una nueva relevancia a la trama de 'House of Cards', cuyos guionistas han tenido que adaptarse a la era Trump y acelerar el pistón para poder llevar el argumento más lejos aún de la realidad. El uso de los medios de comunicación en beneficio propio, los discursos teatralizados o el intento de influir en las elecciones aumentando la presencia militar en las calles con la excusa de garantizar la seguridad de los votantes frente a la inminente amenaza terrorista, serán la tónica de esta quinta temporada.

O lo que es lo mismo, el matrimonio Underwood cruzará una vez más la línea roja de lo políticamente tolerable para conservar el poder. «No espero que esta serie sermonee a los espectadores, nuestra intención es darle algo que no han visto antes. No hago juicios morales sobre los personajes que interpreto», se justifica Kevin Spacey, que en más de una ocasión se ha quejado amargamente de que el público de la ficción confunda a actor y a personaje.

El fotógrafo de Obama

La serie también ha traspasado en otros sentidos la pantalla de cristal del televisor. Como método de promoción, Netflix, que tiene los derechos de 'House of Cards' a nivel mundial (excepto en España, donde fueron adquiridos hace cinco años por Movistar), reclutó al que fuera fotógrafo oficial del expresidente Barack Obama, Pete Souza. Este acompañó a Spacey en una visita al Monumento a Martin Luther King en Washington junto a Michael Kelly, jefe de gabinete de la Casa Blanca en la ficción, para hacerles una sesión de fotos.

El año pasado, con motivo del estreno de la cuarta temporada, la plataforma estadounidense organizó un evento en la Galería Nacional de Retratos del Smithsonian en el que exhibió una pintura de Kevin Spacey realizada por el artista británico Jonathan Yeo como si se tratara de un auténtico presidente estadounidense.

Para rizar más el rizo, los representantes de la ficción vetaron en una visita al rodaje para una jornada de entrevistas el pasado mes de diciembre a los periodistas que hubieran cubierto también la campaña electoral a la presidencia de Estados Unidos. El motivo lo recibieron en su bandeja del correo electrónico: «Queremos evitar que se asocie la ficción a la política real, y que los lectores de los artículos resultantes se confundan». Afortunadamente, todavía existen diferencias entre Trump y Underwood.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate