La Rioja

REYES Y MORENO

Estuve toda la gala 'Reyes y Estrellas' esperando a que saliera José Luis Moreno y metiera la mano por detrás a Paco Morales. Al presentador lo habían vestido de Rockefeller para acompañar a Mar Saura. Esta no se parecía a muñeco alguno porque en su carrera de ventrílocuo Moreno acabó teniendo sólo chicos: Rockefeller, Macario y Monchito. Hoy se lo habrían echado en cara en nombre del feminismo, sección mujeres de cartón piedra. Tiene narices TVE contratando otra vez al empresario para uno de esos espectáculos musicales de sofá y diálogos. Pláticas que dan vergüencita. Y no digo que lo que soltaron quienes presentaron la Cabalgata de Reyes, también en TVE, fueran mejores. Todos uniformados con sus anoraks de colores. A mí qué me importa si haces buceo o paracaidismo. ¿De verdad hace falta tanta gente para decir que vienen los Lunnis, el Oso y el madroño o los Reyes?

Por lo menos en lo de Moreno sólo estaban Mar Saura y Paco Morales. Para hacer lo mismo que Paz Padilla y Joaquín Prat en la Nochebuena y Nochevieja de Telecinco. ¿Pero por qué repetir una de esas cosas la noche de Reyes? ¿Por qué se empeña TVE? Es verdad que no hay programas musicales (si acaso '¡Qué tiempo tan feliz!'). Que eso que vemos ahora en 'Cachitos' no podrá existir en el futuro porque no habrá más archivo. Y ahí está Moreno sacando a Abraham Mateo, Marta Sánchez, Bustamante, los Gemeliers (ay, cuando de pequeñitos contaban chistes a Juan y Medio), India Martínez o Rosario. También algún número de niños a lo fiesta fin de curso. Sin olvidar el legendario ballet.

En la horrible primera parte de 'Nochevieja a Cachitos' (con versiones hechas para el programa), bromeaba su presentadora, Virginia Díaz. El fin era tener archivo para el futuro. 'Cachitos' se alimenta de restos del pasado. No queda muy claro que lo de Moreno sea el presente. A su lado, 'Popgrama', 'Aplauso', 'Tocata' o 'Rockopop' casi son el futuro. No digamos 'La edad de oro'. Lo bueno, independientemente del beneficio de Moreno, es que habrá habido gente con trabajo por este espanto. Con una película no habría pasado.