La Rioja

«En Nochevieja no hay que hacer experimentos»

Samantha Vallejo Nágera, Pepe Rodríguez y Jordi Cruz, los jurados del 'talent' gastronómico. :: tve
Samantha Vallejo Nágera, Pepe Rodríguez y Jordi Cruz, los jurados del 'talent' gastronómico. :: tve
  • Jordi Cruz, Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo Nágera,los jueces de la cuarta edición de 'MasterChef Junior' (TVE), nos hablan de las campanadas, cenas familiares y los niños del programa

A los Reyes Magos ya no les resulta sorprendente recibir cartas escritas por niños con pedidos de libros de cocina, delantales o incluso batidoras. Gran parte de la culpa la tiene 'MasterChef Junior'. El 'talent' culinario infantil regresa a TVE con su cuarta edición (esta noche, a partir de las 22.05 horas). Todo un fenómeno entre los más pequeños de la casa que han recuperado el placer de cocinar, algunos desde que tenían cuatro años. Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo Nágera volverán a ser los jueces de un formato que parece no quemarse con el paso de los años. Además, los dos primeros darán las campanadas este fin de año en la cadena pública junto a Anne Igartiburu.

«Estamos muy contentos de que siga funcionando y que la gente tenga ilusión por verlo. Y eso que yo al principio no creía en el 'Celebrity'», confiesa Pepe Rodríguez, en referencia a la edición para famosos, convertida en la sorpresa televisiva de la temporada y que se despidió con el 28,2% de 'share'. El jurado ha vuelto a rodearse ahora de concursantes que tienen entre 8 y 12 años y les reverencian como ídolos. «Los niños se tiran a nuestro cuello como si fuéramos Mickey Mouse, el Pato Donald y Minnie», ilustra a este periódico Samantha Vallejo Nágera.

Este año se presentaron al casting del programa más de 6.000 niños, de los que solo han resultado elegidos 16. «Cada vez los niños vienen más preparados, se saben de memoria el programa porque son seguidores casi desde que tienen sentido común. Para ellos coger un cuchillo y pelar una cebolla es tan normal como coger un iPad», explica Jordi Cruz, antes de comentar, entre risas, que «no hace falta que todos se metan en el futuro a cocineros, que no hay tantos fogones...». Ya en serio, destaca que lo óptimo es que «incorporen los buenos hábitos de cocinar en su día a día, que no se olviden las recetas de las abuelas; es el poso cultural que tiene este programa».

Un poso que tendrá su colofón navideño en la cena de Nochevieja, cita familiar que muchos niños aprovechan para reclamar protagonismo en la cocina. Entre los menús que recomiendan los jueces de 'MasterChef' para esa fecha tan señalada, división de opiniones. «En mi casa siempre había perdiz escabechada, que preparaba mi madre, y ahora recomendaría un ave rellena, algo bastante exótico que descubrí hace diez años», reconoce Rodríguez. Cruz se declara más de pescado, pero huyendo de los más solicitados tradicionalmente: «Creo que sería bueno diversificar los productos. Todos queremos comer besugo esa noche, pero cualquier pescado cocinado con cariño está estupendo». Samantha, que disfrutará de un fin de año en el Caribe, deja un consejo antes de hacer las maletas: «Cada uno debería cocinar lo que sabe, lo que domina. En Nochevieja no hay que hacer experimentos».

Escuderos de Igartiburu

Lo que sí harán los tres para saludar al nuevo año es tomarse las doce uvas. Jordi y Pepe volverán a vestirse de gala para dar las campanadas desde la Puerta del Sol en TVE junto a Anne Igartiburu. «Seremos sus fieles escuderos e intentaremos meter la pata lo menos posible. Es un momento muy bonito. Aunque tengo tan poco tiempo libre que esa noche me gustaría pasarla en casa, esa es la única rabia que me da», admite el chef toledano. «Cuando nos tocó la primera vez nos daba más apuro, pero se acaba disfrutando. Ahora vamos más tranquilos, es como una película que pasa sin que te des cuenta. Por suerte para nosotros y para toda España, el peso lo llevará Anne», añade el catalán Jordi Cruz.