La Rioja

«Estoy muy bien detrás de la cámara»

El nuevo proyecto de Emilio Aragón, a la izquierda, se presentó ayer en el Festival de Series MIM de Madrid. :: javier lozano
El nuevo proyecto de Emilio Aragón, a la izquierda, se presentó ayer en el Festival de Series MIM de Madrid. :: javier lozano
  • Emilio Aragón vuelve a televisión a los mandos de 'Pulsaciones', la serie que prepara Antena 3. «Ahora que soy abuelo hago estas cosas»

No está demostrado científicamente que un corazón trasplantado guarde la memoria de su anterior dueño, aunque es probable que no sea así. Sin embargo, ese es el planteamiento de 'Pulsaciones', la nueva serie de Antena 3, que ya está lista para su estreno a principios de 2017. Ayer se presentó en el Festival de Series MIM de Madrid con Emilio Aragón (La Habana, Cuba, 1959) a la cabeza. Él ha decidido volver a la televisión porque, asegura, «ya no hay complejos».

¿Echaba de menos la tele?

Creo que desde 'Los Soprano' la creatividad y el talento en la televisión, y no solo hablo de Estados Unidos, han ido creciendo año tras año ¡Hay cosas buenísimas! Ya no hay complejos. Viendo lo que se está haciendo en España, me apetecía mucho subirme a ese tren.

Regresa al mando de una serie que apuesta por la 'memoria del corazón'.

El protagonista es un hombre que está dividido en dos, al principio el espectador va a sentir rechazo hacia él, pero como va a ir de su mano se va a entender el dilema. De repente le dice 'te quiero' a una persona pero se da la vuelta y descubre que quiere a otra, es terrible. Su corazón trasplantado es el que le va tirando para un lado o para otro. Es un drama.

Usted quería hacer esta serie más oscura.

Sí, me hubiera apetecido. Pero entiendo que hay cosas que pueden ser y otras no. Ahora tenemos la oportunidad de plataformas como Movistar, que apuestan por ficciones más atrevidas. Honestamente, viendo el piloto de 'Pulsaciones', a Antena 3 le honra haber apostado por esta serie, que es una vuelta de tuerca. Entiendo la presión que tiene una cadena, la de las audiencias.

¿El reparto es decisivo para las audiencias?

Mucho, pero también la fotografía. Nosotros luchamos por que esta serie tuviera un tinte oscuro, y ya sabes que la televisión generalista suele huir de eso. Pero, ante todo, hay que contar con buenos actores para conseguir un buen trabajo final.

¿Eso solo pasa en España?

Acabo de volver de América Latina, y fíjate, ya se están dando cuenta de que la telenovela de toda la vida se aproxima a su fin tal y como la hemos conocido. El público ya tiene una cultura televisiva muy grande y hay que pasar a otros formatos.

¿Cómo compara estas series con la televisión de antes?

No tendríamos la ficción que tenemos ahora si no hubiéramos pasado esa fase pionera. No hablo solo de 'Médico de Familia', también de 'Farmacia de Guardia' y otras muchas series que forman parte del imaginario de varias generaciones. Caramba, he vuelto a ver fragmentos de esas ficciones y se hacían cosas buenas. Claro, la tecnología ha cambiado y sabemos más, pero ya a finales de los años 90 venían de Italia y Alemania a aprender de nosotros. Lo único que nos diferencia de Estados Unidos es el presupuesto.

¿No le gustaría hacer un cameo?

Me lo han pedido mil veces, pero desde hace muchos años me siento muy bien detrás de una cámara o delante de un papel en blanco. Quién sabe si algún día vuelvo a salir en alguna serie. Ahora que soy abuelo hago estas cosas.

¿Qué cosas han cambiado desde que es abuelo?

Me siento más mayor. Mi nieto el mayor, que va a cumplir tres años, maneja el teléfono móvil de maravilla. El otro día varios directores de fotografía se quejaban en un debate de que las series se vieran en tabletas o móviles. Son los tiempos que nos han tocado, y yo prefiero que vean algo aunque sea en un teléfono.