La Rioja

EJEMPLO

Menuda mentecatada echar al mentecato Álvaro de 'Gran Hermano'. Es rendirse a una masa informe de 150.000 firmas. Algo parecido a cuando desapareció 'La Noria'. No porque no se lo mereciera. Y no porque la entrevista remunerada a la madre del Cuco se parezca a esto, sino porque aquella indignación popular asustó a los anunciantes y al programa, que decidió despojar al telespectador de su mayor poder: el mando. También puede ser una farsa para ganar audiencia. Ya saben que Álvaro estaba señalado por comentarios machistas y homófobos. Por hacer apología del maltrato animal. El Súper, con la entidad del de Mortadelo y Filemón, le dijo al echarlo: «Los concursantes sois un ejemplo para la sociedad». Amárrame los pavos. La mayor parte de los concursantes de 'GH' ha sido siempre un variopinto muestrario de gentuza. Qué ejemplo ni qué niño muerto (seguramente esta expresión no se podrá utilizar tampoco).

El siempre ingenioso Yogi Berra decía que la liga infantil de béisbol era muy buena idea porque mantenía a los padres fuera de las calles. El mismo carácter profiláctico comparte 'GH' desde su inicio. Y ahora, en lugar de tener a Álvaro dentro y a buen recaudo, lo tenemos fuera. Sí habría que agradecer a Telecinco lo de meter otra vez a Maite Galdeano en el llamado Contraclub. Un garito paralelo (casi un círculo de Dante) donde ella, Amor Romeira y María José Galera, como primeras expulsadas de 'GH', aconsejarían durante tres semanas a los tres primeros expulsados de esta edición. Fue inaugurarlo y tener que cerrarlo. El llorón Pablo (echado por medios regulares) no soportó que Maite le hablara y manoseara. Decidió abandonar asustado por semejante elemento. Maite Galdeano, además, volvió a recordar que es la elegida de Dios. Y fue más allá. Arrodillada delante de María José Galera, con la que había tenido una bronca (y antes de que las desalojaran), le susurró: «Yo estoy capacitada para llevar un país, cariño». Y España sin Gobierno.

En 'Magistral', escribe Rubén Martín Giráldez: «Al escritor español de hoy no hay por dónde empezar a matarlo». Rubén no podría ir a 'GH'.