La Rioja

SU BARBA NO TIENE 3 PELOS

Hay quien espera que los concursantes de 'Gran Hermano' hablen como Angelines Morales en 'El mundo de la música'. Sin molestar a nadie. Álvaro es un tipo de cuya boca, y entre todos esos pelos, salen vulgaridades que ofenden a las damiselas de la ultracorrección. Los que ahora exigen expulsiones son como las integrantes de la Liga Femenina contra la Frivolidad. Como Irene Gutiérrez Caba, Rafaela Aparicio, Lola Gaos, Pilar Muñoz y Margot Cottens en 'Historia de la frivolidad'. Guardianes de lo que debe ser. El tipo ha sido acusado de machista, homófobo y de hacer apología del maltrato animal.

Hubo una conversación entre Álvaro y Clara sobre qué harían si atropellaran a un pobre galgo. «Si atropellas un galgo, ¿qué pasa? Y te destroza el coche. ¿Llorarías por el galgo o por el coche?» (Álvaro). «¿Pero cómo voy a llorar por el coche, tío? Es más, paro en el arcén, me cojo el galgo y le hago un entierro como se merece. Y le lloro y todo lo que haga falta.». (Clara). No hace falta ni mencionar que el hermano de Álvaro casi se muere por un galgo que se cruzó. También tuvo comentarios despectivos sobre la mujeres («¿Tú has abandonado alguna vez a una hembra?») y sobre el artificial Miguel, aseguró ni corto ni perezoso que le parece una mujer.

El rubio cristaliza en adoquín, algo que no puede resultar exótico ni en 'GH' ni en una tertulia política ni en el Congreso de los Diputados. El pobre, además, es un poquito mamarracho. No por el labio leporino, que bastante tiene, sino por esa barba gigante con la que se lo tapa y que necesita secador (no a todo el mundo le sienta como a Telmo Aldaz de la Quadra Salcedo). Ante las críticas, Jordi González dijo el domingo que Álvaro «está bajo vigilancia intensiva». Como el Dalsy.

Bertín Osborne ha sacado un libro de cocina. El que no sabe ni encender la vitrocerámica ha puesto su cara y su delantal en 'Mi cocina es la tuya'. Con las recetas de sus invitados. «Para que te conviertas en el mejor anfitrión». Cualquiera con dos dedos de frente sabe que Bertín no es Julia Child. También que, pese a la barba enorme, 'GH' no es el Monte Sinaí. Ni ese bobo Moisés.