La Rioja

«He usado las redes sociales para ligar»

Roure alaba al maître del programa, Carlos Sobera, «es un 100 como persona», asegura. :: cuatro
Roure alaba al maître del programa, Carlos Sobera, «es un 100 como persona», asegura. :: cuatro
  • Matías Roure, el camarero de 'First Dates', es uno de los secundarios que más triunfan en televisión. Este argentino ya tiene una legión de admiradoras

Matías Roure, el barman del programa de moda 'First Dates' (Cuatro), le ha robado el protagonismo al mismísimo Carlos Sobera. Como buen argentino, es camelador por naturaleza, aunque él se quita importancia. «¡Nuestro piquito de oro ya está muy visto en España! y yo llegué con él rezagado», se ríe. Lo que no ha impedido que le salgan las pretendientas hasta debajo de las piedras, entre ellas, Alba Carrillo, la ex de Feliciano.

Lleva once años en España, ¿por qué decidió venir?

Los argentinos siempre buscamos una vida mejor. Me vine con mi madre y mis dos hermanas por la situación económica y la inseguridad de mi país. Mis padres están separados y mi padre aún sigue allí. En Argentina trabajaba de noche como portero. Y en España, empecé como relaciones públicas y acabé detrás de la barra.

¡Los cócteles son lo suyo!

Sí, es muy bonita la complicidad que puedes llegar a tener con el cliente. Ahora es más difícil porque estamos en el restaurante de 'First Dates' y la gente viene a buscar el amor y están más nerviosos.

Es entrenador personal y barman. ¿Cuál es el secreto para estar tan pluriempleado?

En la primera temporada de 'First dates' intenté compaginar ambas cosas, pero terminé fundido y no quería descuidar esta gran oportunidad que me ha dado la vida. Y aparqué un poco lo de entrenador personal y me dediqué a mi otra pasión, los cócteles.

¿Cómo es el celestino Carlos Sobera en las distancias cortas?

¡Maravilloso! Yo, desde el primer minuto, conecté de manera mágica con él. ¡Es impresionante la tranquilidad que te da y lo cercano que es! Es como si lo conociera de toda la vida. Como profesional es un 10, pero como persona un 100.

¿Cuál es el truco de Matías para seducir en una primera cita?

Nunca he tenido una cita a ciegas, pero las veces que he tenido la suerte de conquistar a alguien, he sido yo mismo. Puro y sin engañar. Soy muy extrovertido, muy cómico, muy payasete...

Como buen argentino también tirará del piquito de oro.

¡Pero el piquito de oro ya está muy visto en España! Ja, ja. Yo llegué a España con él rezagado. Lo que pasa es que como aquí la gente no está acostumbrada a nuestro acento, llama la atención. ¡Pero al final cansa porque somos muchos! Pero pasaría lo mismo si tú vas a Argentina, tengo amigos españoles que han estado allí y han triunfado como la Coca-Cola.

Cita a los 90 años

El nuevo Cupido del siglo XXI se llama Tinder. ¿Lo ha probado?

El Tinder está muy de moda. Hay gente que va un poquito más en serio y otros que van más al grano. Yo alguna vez sí que he usado las redes sociales para ligar. Por probar y ver qué tal la experiencia. Pero hay muchas personas que solo quieren algo fácil y rápido.

¿Se puede encontrar el amor verdadero por Internet?

Es complicado encontrar a tu alma gemela por ahí, pero no imposible. Puede surgir el amor pero después de una laaarga búsqueda (carcajadas).

Tuvo una cita con Alba Carrillo. ¿Podría ser su mujer ideal?

Alba me pareció muy guapa y súper simpática, además de muy educada. Pero ahora mismo no es mi prioridad encontrar a alguien y tener pareja. Estoy implicado en el trabajo al cien por cien, pero su perfil no me disgusta.

¿Cuál ha sido el momento más divertido del programa?

Hace quince días vino una mujer de 90 años y tuvo una cita con uno de 80. Y al principio cuando Carlos les dirigía a la mesa, ella se giró y le hizo a Sobera un gesto de que no le había gustado con la mano, pero con una actitud... En plan de que se iba. ¡Fue increíble!

¿Y hubo una segunda cita?

¡No! Hasta en la comida le cayó mal luego. (Risas) ¡Con 90 años, fíjate! (Más risas)