La Rioja

Roberto Brasero con su tarta de aniversario.  :: atresmedia
Roberto Brasero con su tarta de aniversario. :: atresmedia

«¡Hace más calor que en julio y agosto!»

  • Roberto Brasero cumple cinco años como 'el hombre del tiempo' de Antena 3. «A veces el cielo se encapota, pero siempre acaba saliendo el sol»

A Roberto Brasero (Talavera de la Reina, Toledo, 1971), periodista de formación, le sorprendió que sus jefes de Telemadrid le propusieran ser el hombre del tiempo de la cadena, «no terminaba de entenderlo». Ya ha llovido bastante de eso pero él sigue teniendo la cabeza en las nubes. Este lunes cumplió cinco años dando el parte meteorológico en Antena 3 (de lunes a viernes a las 16.00 horas).

¿Esperaba estas noches de 30 grados y estos días de más de 35 grados en pleno septiembre?

Está superando las previsiones iniciales. Estamos teniendo temperaturas máximas nunca antes registradas en septiembre. Fíjate, ¡en julio y en agosto no se alcanzaron estas temperaturas! Hace más calor que en pleno verano.

¿A dónde podemos ir para estar más fresquitos?

Es difícil, aunque este miércoles (por hoy) ya bajarán las temperaturas en Galicia y el jueves en el resto de España. Calor seguirá haciendo, aunque, afortunadamente, ya no tanto.

¿Ha sido un plácido anticiclón o ha habido borrascas en estos cinco años de trabajo?

Han pasado rápido, el balance es muy positivo. Si hubiera sido todo un anticiclón habría sido muy aburrido. Afortunadamente ha habido borrascas, ciclogénesis y hasta huracanes. Solventar las dificultades diarias tiene su gusto.

¿Cómo reaccionó su familia cuando les dijo que iba a ser 'el hombre del tiempo'?

Mi primera vez fue en Telemadrid y aquello fue muy raro. Primero me lo tuve que decir a mí mismo porque no terminaba de entenderlo, no me lo esperaba. Sin embargo surgió una manera distinta de contar El Tiempo y ahí encontré mi hueco. Solo puedo agradecérselo a Elena Sánchez (la fundadora del canal Cuatro), que fue la primera persona que confió en mí y que desgraciadamente nos dejó este año.

Hasta entonces la sección estaba dominada por meteorólogos.

Nosotros queríamos hacerlo distinto, más participativo para el público, pero no sabíamos cómo. Pusimos en práctica una idea y acabó funcionando.

¿Se ve retirándose entre isobaras?

A mí me cuesta verme jubilándome, está tan lejos... Pero si me retiro como hombre del tiempo estaría muy contento.

¿Es posible ver a Brasero enfadado?

Todo el mundo me dice que soy igual que en la tele cuando me paran por la calle (risas), ¿y cómo voy a ser? Pero también te digo que enfados, y algunos disgustos, me llevo, lo que pasa es que no los transmito a la gente.

El cambio climático

¿Qué le nubla el día?

Que levante la persiana y no suceda lo que había pronosticado o no tener a tiempo un reportaje. Los pequeños inconvenientes del día a día pueden convertirse en un nubarrón pasajero, y lo mismo en mi vida privada, donde a veces el cielo se encapota pero siempre acaba saliendo el sol.

¿En el colegio era aplicado?

Más que ahora todavía, me gustaba sacar buenas notas. Lo que pasa es que en el cole no teníamos el examen diario de las audiencias (risas). No era de letras ni de números, siempre tiraba por las ciencias mixtas.

De no ser periodista, ¿qué le hubiera gustado ser?

A mí me hubiera gustado ser astronauta, ¡y no lo descarto! ¿Quién sabe? Pero pocos llegan a eso y todos acabamos bajando de las estrellas hasta el suelo. Aunque en mi caso siempre he tenido la cabeza en las nubes.

¿Es más fácil frenar el calentamiento global o que se forme Gobierno?

¡Ya veremos! En cualquier caso el Gobierno que salga, quién sabe cuándo, tiene que tener entre sus prioridades combatir el cambio climático.