La Rioja

EL ALCÁZAR

El lunes, 'Historia de nuestro cine' emitió 'Sin novedad en el Alcázar'. Menos mal que la ley de Memoria Histórica no afecta a la programación, si no nos perderíamos algunas joyitas carpetovetónicas del franquismo. El título es la última frase de la película (con el añadido de «mi general»). La que, tras dos meses de asedio, dice Moscardó a Varela. Sin novedad en el Alcázar podría decirlo María Casado (ese Galiacho, ese José Cabrera, ¿pero qué demonios ha cambiado?). Y lo podría decir Bertín Osborne, que fue con su mujer a la casa de Carlos Moyà y Carolina Cerezuela a hablarles de «la barrera del peo» (sic). No hacía falta ver el programa porque la promo de Telecinco se había dedicado a machacar con eso todo el día. Luego tiraron de repeticiones. Se volvió a oír a Bertín diciendo a Fran Rivera que en el baño hay que pasar la aspiradora antes que la fregona porque si no los pelos no se van. Y lo decía como descubriéndole algún secreto extraordinario. Algo parecido a lo de Chicote desmontando mitos de la alimentación en Antena 3. Cielos, que la miel es menos calórica que el azúcar, quién lo diría. Y se va a un laboratorio donde les pegan fuego para ver de dónde sale más llama.

Antes, en 'Dietas a examen', lo de estreno, él mismo había seguido la mediterránea, la única razonable frente a otras mamarrachadas. Habría que criticar el protagonismo de la pérdida de kilos frente al cambio de hábitos. O lo científico de hacer experimentos de una persona. El programa, de los que no dejan resuello al espectador, no se vaya a ir con Bertín. Ritmo, ritmo. Susanna Griso puede blandir novedades en su Alcázar. Ayer debutó Cayetano Martínez de Irujo «como ciudadano de a pie». Hombre, es más ciudadano a caballo, como dice el Hombre Confuso. Seguro que no sabe que hay que pasar la aspiradora antes que la fregona.

No dejan en paz 'First Dates'. El especial con famosos es más prescindible que una reunión entre Sánchez y Rajoy. 'First Dates' ha triunfado pese a Carlos Sobera. Por esos especímenes. No queremos novedad. Si acaso a María Casado cantando 'Qué sabe nadie' a Raphael.